Educación en Catalunya

La escuela Joviat de Manresa, primera concertada que será pública el curso 23-24

  • "Este es el primer anuncio, pero vendrán más", ha señalado el 'conseller' Cambray

  • Son ya 12 los colegios integrados en la red del Departament desde la aprobación del decreto del 2019

Manifestación de las familias de la escuela Sant Felip Neri de Barcelona, centro concertado que lleva desde el curso pasado pidiendo su paso a la red pública.

Manifestación de las familias de la escuela Sant Felip Neri de Barcelona, centro concertado que lleva desde el curso pasado pidiendo su paso a la red pública. / Laura Guerrero (EPC)

2
Se lee en minutos
Helena López

El 'conseller' de Educació ha anunciado este viernes que la Escola Joviat de Manresa se incorporará el curso 23-24 al sistema público. "Este es el primer anuncio, pero vendrán más. Esta estrategia forma parte de una apuesta del Departament por dar continuidad educativa a centros que ofrecen una función social", ha apuntado Josep Gonzàlez-Cambray, quien ha recordado que este instituto escuela será el 12º centro que hace el paso de concertado o municipal a público desde la aprobación en el 2019 del decreto para favorecer estos procesos. Tras un largo proceso, este curso 22-23 se han incorporado tres: la Escola Projecte, en Barcelona, la Acadèmia Cultura en L'Hospitalet, y el instituto Miquel Biada de Mataró.

"A partir de enero, con la incorporación de más de 3.500 profesores tendremos más profesores que nunca en el sistema educativo, y no es el año en el que tenemos más alumnos, así que estamos dedicando los máximos recursos posibles en esta nueva etapa", ha sacado pecho de nuevo el 'conseller' durante el anuncio de la incorporación de la Escola Joviat, cuyo paso a la pública incrementará en más de mil plazas la oferta pública en la capital del Bages.

Cambray ha recordado los requisitos para que los centros concertados se integren en la red pública: la solicitud por parte del titular -esto nada tiene que ver con una colectivización-, que la integración sea sostenible, que el edificio reúna las condiciones -una de las trabas con las que se encuentran muchos centros- y que la operación dé respuesta a la necesidad de plazas. Estas incorporaciones -como la que lleva más de un curso reivindicando la escuela Sant Felip Neri del barrio Gòtic de Barcelona- aseguran además los puestos de trabajo de los maestros hasta su jubilación.

Noticias relacionadas

El director del todavía centro concentrado se ha felicitado porque a partir del curso próximo "ninguna familia tendrá que sufrir por no poder hacer frente a las aportaciones voluntarias".

Proceso complejo

Al ser preguntado por la prensa sobre qué había cambiado respecto al curso pasado, en que se denegó el paso a la red pública de la Escola Joviat, Cambray ha respondido con un enigmático "nunca os creáis eso de que el Departament no consensua las cosas. Se consensua todo al máximo. Hemos trabajado, trabajado y trabajado y cuando ha estado todo atado lo hemos presentado".