Educación en Catalunya

El Govern contratará finalmente a 3.566 profesores en enero (casi 100 más de los previstos)

Taquillas llenas de mochilas en el recién estrenado instituto Angeleta Ferrer, en Barcelona.

Taquillas llenas de mochilas en el recién estrenado instituto Angeleta Ferrer, en Barcelona. / Manu Mitru (EPC)

3
Se lee en minutos
El Periódico

La directora general de Profesorado del Departament d'Educació, Dolors Collell, ha anunciado este jueves que el Govern contratará finalmente a 3.566 profesionales educativos para implantar la reducción de una hora lectiva a los docentes a partir de enero, lo que supone 94 más de los inicialmente previstos (3.472) en el acuerdo alcanzado con sindicatos el 1 de septiembre.

En declaraciones a los periodistas después de la reunión con la Junta Central Permanente de directores para la implantación de la reducción de una hora lectiva pactada con los sindicatos, Collell ha dicho que el número de efectivos está cerrado, pero que si "surgen situaciones que hacen que se deba volver a valorar, se hará". La responsable ha explicado que este aumento se ha producido porque "no solo se ha cubierto la plantilla estructural que ya estaba nombrada, sino también lo que se ha incorporado con posterioridad, como la educación inclusiva".

Medida estructural

Por otro lado, Collell ha asegurado que la incorporación de estos más de 3.500 profesionales educativos al sistema educativo se produce de forma estructural, es decir, "se quedan en la estructura del sistema, no se tiene que hacer ninguna negociación ni ir a Presupuestos". La reunión de este jueves con directores de centros educativos ha servido para presentarles el documento de propuestas para aplicar la reducción de una hora lectiva. El lunes está convocada una mesa sectorial y, posteriormente, ese mismo día se enviará a todos los centros.

Sobre las propuestas concretas de este documento, ha dicho que van en la línea de "garantizar que no haya una gran afectación en la organización pedagógica". "Se aplicará la medida con el menor impacto pedagógico y con toda la complicidad, trabajo y colaboración de las direcciones de los centros, y su ayuda y aportaciones", ha añadido.

Malestar en los centros

Las explicaciones de Collell llegan pocas semanas después de que varias directores de institutos de Barcelona anunciaran que se plantaban y que no reharían los horarios al considerar que es inviable hacerlo a medio curso sin afectar el buen funcionamiento de las clases (y sin impactar negativamente en los alumnos, sobre todo en los más vulnerables). Una negativa que ha generado también un conflicto con los sindicatos, que insisten en que la medida se tiene que aplicar.

Preguntada por las críticas de los sindicatos que aseguran que no se está avanzando en las negociaciones del resto de sus reivindicaciones -por lo que se movilizarán la semana próxima-, Collell ha respondido que "no es cierto" y que "se está siguiendo el calendario".

El procedimiento

Collell ha señalado que a los centros ya se les comunicó a finales de septiembre cuál sería la dotación de plantilla adicional a partir del 1 de enero y que ahora "cada centro ya sabe qué incremento tendrá". Después de que se envíe el próximo lunes el documento a los centros, se abrirá una etapa para que éstos hagan propuestas de los profesores especialistas que necesiten, y en diciembre la Conselleria hará los nombramientos para que los docentes se incorporen a 1 de enero de forma efectiva.

Noticias relacionadas

En las declaraciones también ha participado el representante de la Junta Central de directores y de las direcciones de Tarragona, Eduard Planes, quien ha afirmado que en su centro una de las posibles soluciones para aplicar la reducción de la hora lectiva es que a los "maestros que están haciendo vigilancia de patio, que son horas lectivas, reducirles dos horas de patio y convertirlas en horas de coordinación".

Realidades diversas

El representante en la Junta central de los institutos escuela en la Catalunya central, Pau Gaitan, ha asegurado que se ha intentado reducir el impacto al máximo y que "a 1 de enero el cambio sea el mínimo". Por último, el miembro de la Junta permanente, Arturo Ramírez, ha reiterado que las instrucciones a los centros son generales y que cada uno las aplicará en función de su realidad concreta, pero que se intentará que "no se toquen las tutorías y a ser posible tampoco las especialidades".