Educación en Catalunya

Familias y profesores vuelven a insistir a Educació con el calor en las aulas

  • Reclaman al Consorci de Barcelona que defina un plan para asegurar temperaturas de 22 grados en invierno y de 24,5 en verano

Un ventilador en un aula de un colegio de Barcelona.

Un ventilador en un aula de un colegio de Barcelona. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
El Periódico

Con un septiembre y un octubre más calurosos de lo normal --el miércoles se registraron temperaturas récord en Barcelona--, persiste en las escuelas catalanas el problema con el que acabaron el curso 21-22 y empezaron el 22-23: altas temperaturas en las aulas que hacen complicado el proceso de enseñar y aprender con la atención al 100%. Es por ello que escuelas, familias y sindicatos han vuelto a insistir en el asunto en este caso ante el Consorci d'Educació de Barcelona.

Más de 165 asociaciones de familias, 58 direcciones de centros y los sindicatos Ustec, CCOO, UGT y CGT se han sumado al manifiesto impulsado por aFFAC, la entidad de familias mayoritaria en la escuela pública, para reclamar al Consorci que tome medidas y defina un plan para instalar sistemas de renovación de aire "en todas las escuelas de Barcelona construidas antes de 2007 y en todas las construidas posteriormente que se quedaron fuera del Reglament d'Instal·lacions Tèrmiques als Edificis (RITE)", que establece temperaturas operativas de 22 grados en invierno y de 24,5 en verano.

En el documento aseguran que "las temperaturas son tan elevadas que buena parte del alumnado, del profesorado y del resto de la comunicad educativa que pueden sufrir situaciones constantes de riesgo para su seguridad y salud". El pasado septiembre, muchas familias compraron personalmente ventiladores para llevarlos a las aulas de sus hijos y paliar los efectos del calor.

Argumentan que los sistemas de renovación del aire garantizan el "confort térmico, a la vez que filtran el aire y eliminan parte de las partículas nocivas provenientes del exterior y el interior, garantizando la máxima eficiencia energética".

Noticias relacionadas

También urgen al Consorci d'Educació de Barcelona a que tome "medidas de urgencia" en las aulas con sistemas de ventilación adecuados para mantener la temperatura dentro de los límites legales, y medidas en los patios como la introducción de espacios de sombra, naturalizar los patios y reducir la superficie con cemento. Además del confort climático, han considerado que se debe garantizar la seguridad y salud de los niños y trabajadores.

En el caso de los centros concertados, han pedido al Consorci d'Educació de Barcelona que exija a los gestores de estos centros que cumplan las condiciones solicitadas.