Aumento de las temperaturas

Un octubre a más de 30 grados: el calor se come el otoño

Un octubre a más de 30 grados: el calor se come el otoño

Epi_rc_es

  • Barcelona lleva ya un mes con termómetros hasta 5 grados por encima de lo habitual

  • Esta semana en varios puntos del país se podrían registrar temperaturas hasta 10 grados por encima de lo normal para esta época del año

4
Se lee en minutos
Valentina Raffio
Valentina Raffio

Periodista.

Especialista en ciencia, salud y medio ambiente.

Escribe desde Barcelona.

ver +

Ya estamos a mediados de octubre, el otoño ha empezado hace casi un mes y, sin embargo, hace tanto calor que por las calles de Barcelona todavía son muchos los que van en manga corta. Los termómetros de la ciudad marcan temperaturas hasta 5 grados por encima de lo normal para esta época del año. En Madrid se están registrando máximas de 28 grados en una época en que lo habitual es quedarse por en los 20. Este inusual calor otoñal se está repitiendo en prácticamente todo el país. Esta semana, según apuntan desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se  esperan temperaturas de hasta 10 grados por encima de lo normal para este periodo.

Tras un verano de calor extremo y un septiembre con temperaturas inusualmente altas, el mes de octubre también está marcando registros "extremadamente cálidos para la época". Este domingo, sin ir más lejos, en la localidad onubense de Almonte se registraron temperaturas por encima de los 33 grados. En Jerez de la Frontera, los termómetros marcaron los 32.8. En Sevilla, el mercurio se mantuvo cerca de los 32. Esta semana, todo apunta a que en el valle del Guadalquivir se podrían superar los 35 grados y en el valle del Ebro los 33. Estas temperaturas, según coinciden los expertos, están muy por encima de lo normal.


"En Barcelona, en todo octubre solo ha habido dos días con temperaturas normales para la época. En un mes en que lo habitual sería estar con máximas de 22, se están registrando extremos de hasta 27 grados", explica Roberto Granda, geógrafo y meteorólogo de 'eltiempo.es'.  "Llevamos prácticamente desde mayo con temperaturas por encima de lo habitual. No es una subida puntual de los termómetros, es algo que llevamos meses arrastrando. Ahora, llegado el otoño, vemos que el calor no se va. Han subido las máximas y las mínimas. Solo hace falta fijarse en que por las mañanas no hace el frío típico de otoño", comenta el experto en una entrevista con este diario. 

"Llevamos prácticamente desde mayo con temperaturas por encima de lo habitual"

Roberto Granda, geógrafo y meteorólogo

Calentamiento global

Esta última subida de los termómetros se debe a la llegada de una profunda borrasca atlántica con vientos del sur. Este frente cálido también traerá un aire especialmente cargado de humedad y con grandes cantidades de vapor de agua desde el Atlántico subtropical. Con la llegada de este fenómeno se esperan temperaturas inusualmente altas en buena parte del centro y este peninsular, así como en Baleares. En la zona interior oriental los termómetros también estarán por encima de lo normal, aunque no con valores tan extremos. Este extraño calor otoñal permanecerá durante al menos toda la semana.

"Llevamos décadas 'dopando' la atmósfera con la inyección de gases de efecto invernadero. Y como el equilibrio climático está roto, el calor aumenta"

Para entender qué hay detrás de estas temperaturas inusualmente cálidas, cabe dar un paso atrás y ver cómo la crisis climática está cambiando los patrones atmosféricos y creando masas de aire cálidas fuera de su temporada habitual. "Llevamos décadas 'dopando' la atmósfera con la inyección de gases de efecto invernadero. Y como el equilibrio climático está roto, el calor aumenta", explicó hace unos meses el meteorólogo Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), en una entrevista con EL PERIÓDICO sobre la primera gran ola de calor del año.

Estación más cálida de lo normal

Noticias relacionadas

Las altas temperaturas de estos días no son del todo una sorpresa para los meteorólogos. El pronóstico climático del trimestre ya apuntaba a que España se está adentrando en un otoño más cálido y más seco de lo normal. "No es la primera vez que nos enfrentamos a un otoño más caluroso de lo normal. Lo que pasa es que si antes ocurría una vez cada 100 años, ahora ocurre cada cinco o seis años", comenta Granda. "No podemos decir que un día o una semana de calor son culpa directa del cambio climático, pero sí podemos decir que conforme avance este fenómeno tendremos más episodios de este tipo", añade el meteorólogo.

Este caluroso octubre también corrobora los estudios que apuntan a que, conforme avanza la crisis climática, las temperaturas del verano se están "comiendo" las de la primavera y el otoño. Hoy por hoy, se estima que el verano dura ahora 40 días más que en los años 80. El equivalente a sumar 10 días más de verano cada década. "Cada diez años, el verano español se ha comido entre siete y ocho días de primavera y entre dos y tres de otoño. Ahora vemos que el calor llega antes y se alarga más de lo que hasta ahora era lo normal", explicó del Campo en una entrevista con este diario.