Turismo

¿Son estos los cinco pueblos más bonitos de Catalunya?

Catalunya ofrece muchos destinos con encanto de los que disfrutar estas vacaciones o durante una escapada

La localidad de Cadaqués.

La localidad de Cadaqués.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Para aquellos que aún tengan vacaciones por delante e incluso para quienes no las tengan, pero planeen una escapada sin necesidad de marchar demasiado lejos, Catalunya ofrece un sinfín de destinos con encanto de los que disfrutar. A continuación les proponemos algunas propuestas de los destinos más bonitos de Catalunya: 

Cadaqués

La casa museo de Salvador Dalí, el castillo de Sant Jaume, el casco antiguo y la iglesia de Santa Maria. El patrimonio arquitectónico de esta localidad del Alt Empordà es un aliciente que se suma a la esencia marinera y la tradición que destila el pueblo por todos los rincones, culminadas con unas calas incomparables. Y la proximidad de disfrutar del parque natural del Cap de Creus, hacen más que difícil competir con el encanto del que fuera el refugio preferido de Dalí. 

Besalú

Esta localidad de la Garrotxa bien merece una visita, aunque solo fuera por ser uno de los conjuntos histórico-artístico medievales mejor conservados de Catalunya. La judería, el puente medieval de siete arcos del siglo XI, el monasterio de Sant Pere, la iglesia de Sant Vicenç, la casa de Cornellà… Un entorno maravilloso que fue elegido por el cineasta Patrick Süskind para rodar ‘El perfume’, despejando cualquier duda de que se trata de un enclave de película. 


Tossa de Mar

A menos de 90 kilómetros de Barcelona, tras un carrusel de curvas y paisajes escarpados, irrumpe la belleza del núcleo medieval fortificado de Tossa de Mar, Monumento Histórico Artístico Nacional. Se puede elegir entre la calma y el relax de sus bonitas playas y calas, una visita cultural a la villa romana de Els Ametllers (siglos I a. C. - VI d. C.) o decantarse por las rutas pedestres o en bicicleta por sus alrededores. 


Miravet

Enclavado en un meandro del río Ebro Miravet es un destino imprescindible si se visitan las tierra de Tarragona. Las emblemáticas murallas de su castillo que culmina la preciosa estampa de la localidad representan un gran ejemplo de la arquitectura de la Orden de los Templarios y es una joya arquitectónica del siglo XII. Además de disfrutar de las privilegiadas vistas, merece la pena transitar sus calles empedradas, su embarcadero y apreciar la artesanía de sus puestos de alfarería.


Taüll

Enclavado en Vall de Boí, a 1.500 metros de altitud en pleno Pirineo, Taüll ofrece a los visitantes una oferta paisajística, cultural y gastronómica de impacto. Fue un importante pueblo en la Edad Media con cuatro iglesias románicas, de las que ahora solo quedan dos, ambas de estilo lombardo: Sant Climent de Taüll y Santa Maria de Taüll (siglo XII), declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Y para quienes busquen una experiencia más intensa de la que ofrecen los paseos por sus calles salpicadas de tejados de pizarra, tienen la posibilidad de desplazarse hasta el cercano parque nacional de Aigüestortes, donde pueden practicar senderismo y deportes de aventura.

Temas

Turismo