Movilidad

Catalunya plantea que la C-32 sur suba barreras cuando la AP-7 esté saturada

El 'conseller' de Interior anuncia que la AP-7 tendrá para Sant Joan un carril adicional entre Sant Celoni y La Roca y grúas para retirar coches accidentados

Retención en la AP-7 en Castellbisbal, duranta la operación retorno de la pasada Semana Santa

Retención en la AP-7 en Castellbisbal, duranta la operación retorno de la pasada Semana Santa / Jordi Otix

3
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

El Govern ha anunciado este jueves que la AP-7 dispondrá de un nuevo carril adicional, entre Sant Celoni y La Roca, la semana que viene, coincidiendo con la operación salida del puente de Sant Joan. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, titular de la vía, se ha comprometido a realizar los retoques necesarios para poder instalar este vial en el otro sentido de la marcha. Para tratar de aliviar la situación de "saturación" que vive esta autopista, el 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, también ha avanzado que la Generalitat ya ha contratado grúas para retirar vehículos accidentados en esta misma arteria, donde la circulación, en algunos tramos, es un 55% superior al de antes de la retirada de los peajes. Y ha compartido un deseo: que la C-32 sur abra barreras cuando la situación en la AP-7 sea insostenible.

Elena ha compartido una estrategia basada en tres ejes: actuaciones quirúrgicas, mejoras en los enlaces a otras autopistas para dar oxígeno a la AP-7 y apuesta definitiva por fortalecer el transporte público, sobre todo, ha concretado, todo lo que hace referencia Rodalies, pero también con más carril bus-VAO, como el previsto en la B-23 (acceso a Barcelona por la Diagonal) para el que la Generalitat pide al Gobierno el traspaso de la vía para poder acometer la obra. El Govern se pone por ahora en la primera categoría, con este carril adicional que se sumará al que ya funciona en la misma AP-7 desde Vilafranca hasta El Papiol y en la C-32, de Llavaneres a Montgat.

Mejores enlaces

Se sumarán las restricciones a los vehículos pesados, pactadas cada año con el sector del transporte. Así las cosas, tanto en Sant Joan como en los fines de semana de verano, los camiones no podrán circular los sábados entre las 9 y las 15 horas y los domingos de 17 a 22 horas. La Generalitat incorpora para los camiones la obligación, los viernes y vigilia de festivo, de circular por la derecha, sin posibilidad de avanzar, y a una velocidad de 80 kilómetros por hora. Otra posible medida, aunque no parece estar por ahora sobre la mesa, sería abrir barreras en la C-32 sur en momentos en los que la AP-7 vaya más cargada. Para ello, y aunque la competencia de la arteria del Garraf es del Govern, Elena ha solicitado el apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez, recordando que la liberalización de peajes ya se hizo en las barreras de las radiales de Madrid. No ha concretado más. Otra de las medidas, esta de cara al año que viene, es instaurar tramos de velocidad variable en la C-58, en la AP-7 norte y centro y en la C-33.

AP-7, a la altura de Montornès del Vallès, el domingo. Varios conductores salen del coche para ver si la cosa avanza

/ Manu Mitru

Sobre los enlaces, Elena ha urgido al Gobierno a acometer la mejora de conexiones de las autopistas que confluyen con la AP-7. Como es el caso de la C-58 en el Vallès Occidental, la C-16 en Sant Cugat o la C-60 que va hacia el Maresme a la altura de La Roca. El Gobierno, de hecho, presentó el viernes un plan de mejoras en la AP-7 por valor de 78 millones de euros que incorpora alguna de estas demandas. 

Siniestralidad

Noticias relacionadas

Elena ha recordado que el principal objetivo es reducir la siniestralidad. Ha aportado datos. En lo que llevamos de año, 78 personas han perdido la vida en un siniestro de tráfico. Una menos que antes de la pandemia. Mientras en 2019 en la AP-7 fallecieron 4 personas en la AP-7, en este 2022 son ya 14, siete de ellas por atropellos. El 55% de los accidentes se producen por un alcance (choque con el auto de delante), razón por la cual el Govern ha pedido a la DGT poder reducir la velocidad a 110 kilómetros por hora en determinados tramos de la autopista. Ir más despacio, en resumen, permite reaccionar antes, lo que reducirá los accidentes, y por ende, permitirá reducir los atascos derivados del incidente.  

Todo esto sucede, ha detallado el 'conseller' en una arteria "saturada" que registra un tráfico un 40% (a la altura de Montmeló) y un 55% (Vilafranca) por encima de los valores anteriores a la retirada de los peajes. Pero ese no es el único problema, puesto que los problemas no se concentran en fin de semana y también los días laborables los conductores sufren colas.

Temas

Autopistas