Exposición

Oluwole Omofemi, de Nigeria al Olimpo del arte con parada en Sitges

Una de las piezas expuestas en la muestra de Oluwe Omofemi, en Out of Africa.

Una de las piezas expuestas en la muestra de Oluwe Omofemi, en Out of Africa. / Joan Cortadellas

En 2020, Sorella Acosta descubrió al artista nigeriano Oluwole Omofemi por Instagram y le propuso debutar en su galería, Out of Africa; poco más de un año después vuelve a exponer en el Garraf cotizando al alta en las subastas y con los coleccionistas rendidos a su obra  

3
Se lee en minutos
Natàlia Farré
Natàlia Farré

Periodista

Especialista en arte, patrimonio, arquitectura, urbanismo y Barcelona en toda su complejidad

Escribe desde Barcelona

ver +

En 2020 la galerista Sorella Acosta buscaba un artista figurativo que pusiera de relieve la belleza de la mujer africana. El interés de esta belga afincada en Sitges era profesional, no en vano regenta una galería, Out of Africa, centrada en la creación del continente negro. No daba con lo que quería hasta que topó con en internet con la obra de Oluwole Omofemi (Ibadán, 1988). Quedó prendada de las piezas de este artista nigeriano: retratos de mujeres africanas plasmados en telas de grandes dimensiones y cargados de color. No lo dudó y le propuso exponer en la galería junto a Rewa, también de Nigeria. El resultado fue la exposición ‘Emancipation’, celebrada en la galería en febrero de 2021, y el principio del ascenso explosivo de Omofemi en el Olimpo del arte. Resumiendo, dos de las piezas que presentó en la muestra se vendieron por 20.000 euros y en menos de un año se subastaron en Phillips y Christie's por 120.000 (‘Methamorphosis II’) y 179.600 euros (‘Invader’). 

Ahora repite experiencia, hasta el 22 de mayo, con toda la obra adjudicada antes de colgarla en la pared de la galería. Los coleccionistas se pelean por ella. Muchas ventas se apalabraron en la presentación preinaugural que realizó en Barcelona, en la exclusiva terraza Punt de Vistes 360, un espectacular ático habilitado para eventos culturales y sociales en la Diagonal. Y otras se adjudicaron entre coleccionistas extranjeros vía ‘online’ antes de la apertura. “Despierta mucho interés, desde la primera exposición hemos vendido 50 piezas del artista”, explica la galerista del Garraf. Y eso que los precios no están al alcance de todos los bolsillos: entre 30.000 y 80.000 euros. Los principales seguidores de Omofemi se encuentran en Estados Unidos pero Acosta afirma que también tiene compradores franceses, ingleses, chinos, españoles y, por supuesto, nigerianos. “En Nigeria se ha convertido en una especie de Dios”, sostiene la galerista. 

La obra 'Resilent', de Oluwe Omofemi, en la exposición 'A woman's worth' de la galería Out of Africa.

/ Joan Cortadellas

Noticias relacionadas

‘Pas mal’ para un artista que vendió su primer cuadro a un coleccionista libanés por 10 dólares y todo un estímulo para este creador que ejerció los oficios más dispares ya desde pequeño –de pescador a vendedor ambulante de cervezas- para poder costearse el material de pintura. Lo suyo era vocacional y no desistió pese a un futuro programado para ser electricista. Los vecinos de su comunidad fueron los primeros en apreciar su talento y su abuelo el que más insistió en la importancia de preservar el legado y las costumbres de su tierra y en la necesidad de apreciarlo con orgullo. Una reivindicación cultural que vuelca en sus retratos: siempre mujeres y siempre con la intención de reivindicarlas. De ahí el título de la exposición ‘A woman’s worth’, en referencia a la canción de Alicia Keys cuya letra reza “un hombre de verdad reconoce a una mujer de verdad cuando la ve / y un hombre de verdad simplemente no puede negar el valor de una mujer”. 

No pinta modelos, sino a las mujeres de su alrededor a las que previamente fotografía y luego reproduce con la máxima fidelidad y negritud –peinados y escarificaciones incluidos- con la clara intención de desafiar el concepto de belleza occidental. Figuración, sí; pero también cierta abstracción en los fondos en los que enmarca las protagonistas. También mixtura de técnicas: la tradicional al óleo para los rostros y el acrílico para el resto con colores muy fuertes. “Es este contraste que convierte la pintura de Omofemi en contemporánea y muy actual, y que llama tanto la atención de los coleccionistas”. Tras el paso por Sitges, la obra de Omofemi va a la feria Volta de Nueva York, y a la larga el objetivo de Acosta es ver las creaciones de este autor en la Bienal de Venecia, junto a los grandes artistas africanos como Aboudia, Yeanzi, Armand Boua y Kaoli Nyamai, presentes en la actual edición.