Cita urbana

Ocho cosas que no te puedes perder del Festival d'Arquitectures de Barcelona

  • Las calles de la capital catalana serán del 5 al 15 de mayo un laboratorio de experimentación arquitectónica y urbana donde la gente pueda descubrir, aprender y reflexionar sobre cómo debe ser el futuro urbano

Model. Festival d’Arquitectures de Barcelona.

Model. Festival d’Arquitectures de Barcelona.

8
Se lee en minutos
Natàlia Farré
Natàlia Farré

Periodista

Especialista en arte, patrimonio, arquitectura, urbanismo y Barcelona en toda su complejidad

Escribe desde Barcelona

ver +

Barcelona empieza a calentar motores con vistas a 2026, cuando la ciudad se convertirá en la Capital Mundial de la Arquitectura. Así que lo que hasta la fecha era la Setmana de l’Arquitectura ha mutado a Model, Festival d’Arquitectures con los objetivos de convertir las calles de Barcelona en un laboratorio de experimentación arquitectónica y urbana donde la gente pueda descubrir, aprender y reflexionar sobre cómo debe ser el futuro urbano. ¿Podremos seguir construyendo edificios, plazas y calles como lo hemos hecho hasta ahora? ¿Lo haremos con materiales diferentes? ¿Cuáles? ¿Adaptados a qué temperaturas? ¿A qué escala? ¿Para quién? ¿Con qué energía?

Los temas a debatir son muchos y variados: desde la citada sostenibilidad a la conservación del patrimonio pasando por la diversidad de especies que cohabitan en el mismo espacio y la adaptabilidad de este para la supervivencia de jóvenes y mayores. Tampoco son pocos los expertos invitados a participar ni las disciplinas que representan: arquitectos, escritores, filósofos, antropólogos y pensadores. Y la lista de espacios a ver y actividades a participar es inabarcable: instalaciones efímeras, debates, exposiciones, proyecciones, visitas y espectáculos. Aquí va una guía de qué hacer durante el 5 al 15 de mayo, fechas en las que se desarrollará el festival arquitectónico organizado por el ayuntamiento y el Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC). 

Siete kilómetros de paseo

Los siete kilómetros de las antiguas rondas de Barcelona, las que separan Ciutat Vella del Eixample, serán el epicentro del festival, pasearlas permitirá varias cosas. Por un lado, en cinco puntos centrales del recorrido habrá instalaciones efímeras de arquitectura pensadas para evidenciar los conflictos de los espacios, descubrir las memorias ocultas y especular sobre los futuros posibles. Así, en la ronda de Sant Antoni un jardín móvil con árboles, plantas e insectos incidirá en la necesidad de crear espacios públicos para revertir los efectos del calentamiento global. Y en el paseo Lluís Companys, la pieza 'Memòria Cronotòpica' recogerá todas las arquitecturas ubicadas en el lugar –necrópolis medieval, jardines de La Fusina, Palau de Belles Arts, juzgado- para repensar la posibilidad de aprovechar lo ya construido en lugar de derribar para levantar de nuevo, mucho más costoso. Los otros escenarios que acogerán instalaciones son las plazas de Catalunya, Idrissa Diallo y Reial. 

En el monumento de Colón, Arc de Triomf, Paral·lel y las plazas de Urquinaona y Universitat reinarán las experiencias de realidad aumentada que mostrarán visiones especulativas, futuristas y distópicas de Barcelona a través de los teléfonos móviles. Y también a partir de los dispositivos personales se podrán escuchar una serie de podcasts en forma de audioguías (accesibles desde la web del festival y los códigos QR que habrá en el recorrido) que salpicarán de historia y retos futuros el paseo por los siete kilómetros de las viejas rondas. 


La instalación 'Arca de Convivència', de los estudios LEA Atelier y TAKK Architecture, lucirá en la ronda de Sant Antoni.


/

Espacios ocultos a la vista de todos

El festival no se entendería sin la posibilidad de descubrir espacios normalmente cerrados al público, una de las actividades con más éxito en este tipo de citas. Desde 48H Open House proponen paseos guiados por ocho Espais Ocults. La Casa Tosquella y el Taller Masriera, dos edificios que estuvieron a punto de desaparecer bajo la piqueta, entre ellos. El primero una torre considerada modernista pero que tiene mucho de ecléctica y que es de los pocos, sino el único, edificio en pie en Barcelona de Eduard M. Balcells i Buigas. El segundo, obra de Josep Vilaseca, fue taller de pintura de los hermanos Masriera, museo de su ecléctica colección y teatro en el que llegó a recitar Federico García Lorca. El Sanatori antituberculós de Joan Rubió i Ballvé; el Umbracle de Josep Fontserè y el Magatzem Canyelles, donde el ayuntamiento almacena patrimonio retirado de la vía pública, y el centro de la Zona Franca, donde el Muhba (Museu d’Història de Barcelona) gestiona el patrimonio arqueológico, son otros de los espacios que abrirán puertas previa reserva.  

48H Open House propone otras dos actividades: Música per Arquitectura que, como su nombre indica, pretende explicar la arquitectura desde la creación sonora, con la intervención de Ramon Faura y Jason Kolàr (Casa Seat, sábado, 7 de mayo, 18.00 horas). Y el lanzamiento de Radiomedia Arquitectura (COAC, jueves, 5 de mayo, 18.00 horas). 

La Casa Tosquella, en el Putxet.

/ Joan Mateu Parra

Fiesta por distrito de la mano del COAC

El Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC) organizará 10 fiestas, una por cada distrito de Barcelona, que programarán diferentes actividades (exposiciones, visitas, debates, conciertos…) con la intención de poner en valor el patrimonio, la profesión de arquitecto y su función social. En Les Corts el tema central será la ciudad inclusiva y la interacción del barrio con el campus universitario. El patrimonio industrial mandará en Sant Martí mientras que la relación de la ciudad con el agua centrará la fiesta de Horta-Guinardó y la importancia de erradicar la contaminación sonora será el tema en Gràcia. El patrimonio deteriorado se debatirá en Sant Andreu y el recuperado, en el Eixample con el ejemplo de la Escola Industrial mientras que en Nou Barris se hablará del patrimonio natural. En Sants-Montjuïc se incidirá en la importancia del comercio de proximidad y en Sarrià en la inclusión a partir el jardín Fènix, un huerto urbano dedicado a mejorar la ocupabilidad de las personas en tratamiento de drogodependencias. En Ciutat Vella la fiesta girará alrededor del Sanatori Antituberculós. 

El conjunto modernista de la Escola Industrial.

/ Julio Carbó

Cine, siete largos y 12 cortos

El Barq (Festival Internacional de Cine de Arquitectura de Barcelona) debutó el año pasado con éxito de público así que este año volverá con siete largometrajes y 12 cortometrajes que son una invitación a explorar diversas realidades sociales a través del cine de arquitectura. Así los efectos de la sobreexplotación urbanística se visionarán en ‘El lado inquieto’ a partir de la dejadez de la isla de Capaluco (México), un popular enclave turístico ahora totalmente abandonado y en decadencia; y las desigualdades son el argumento de ‘The bubble’ que centra la historia en The Villages, la comunidad de jubilados más grande de Estados Unidos, un complejo cerrado y lleno de lujos que ocupa una extensión de 82.87km2 para 150.000 residentes y amenaza con desplazar a los vecinos. También habrá mirada histórica con ‘Plan Buenos Aires’, un documental sobre la obsesión de Le Corbusier por ser el urbanista de una nueva capital para Argentina y de cómo naufragó en el intento. El Barq se celebrará del 10 al 15 de mayo en los Cinemes Girona de Barcelona y el Disseny HUB, además las películas seleccionadas también estarán disponibles en la plataforma Filmin. 


Fotograma de la cinta 'El lado quieto'.

/

Cocina urbana, en la plaza de Catalunya

Las actividades culinarias serán las protagonistas en la plaza de Catalunya, donde se discutirá la relación de la ciudad con la comida, el impacto climático de esta y la vinculación que tiene con la justicia social. Habrá tres citas: el viernes 6 de mayo a las 20.00 horas una cena elaborada por la Plataforma Aprofitem els Aliments con los alimentos desaprovechados de la ciudad servirá para ahondar en la necesidad de reducir el desperdicio alimentario. Mientras que el acto del sábado (13.30 horas) será una comida con mejillones lo que invitará a reflexionar en la capacidad de estos moluscos para actuar como filtros depuradores y la posibilidad de utilizar los restos de comida como material para la construcción. El domingo el debate versará sobre el empoderamiento de las mujeres migrantes a través de la historia de los Menjadors Populars de Lima. 

La comida y su impacto en la ciudad protagonizarán las actividades de la plaza de Catalunya.

/

Recorridos, entre líquenes y piedras patrimoniales

Casa Illescas de Pàdua, Casa Illescas d’Atenes, Casa Illescas de Lincoln, Casa de Jaume Sans Ribalta, Casa Sert de Muntaner, Cínica Barrquer, Casa de Jaume Espona, Casa de Maria Cabra Urgell, Casa Rodríguez Arias, Casa Maria Esquerdo Grau, Casa Santiago Roca Barallat y Casa Pidelaserra son algunos de los ejemplos de la arquitectura racionalista levantada en el barrio de Sant Gervasi y son, además, el núcleo de uno de los recorridos guiados que propone el festival. Hay más, como el que se acerca al modernismo que conserva Les Corts (Cristalleries Planells, Casa Anna Mora de Barcardí, Casa Hurtado), el que da acceso a algunas cubiertas verdes de Barcelona y el que se centra en los briófitos y líquenes que colonizan los materiales pétreos de la ciudad y en sus beneficios para el entorno urbano. 


Líquenes y otras biodermas colonizan de forma inexorable los materiales de construcción.

/

Todo a debate

Debates en todos lados y sobre todos los temas: de dogmas arquitectónicos, de injusticia espacial, de diversidad cultural, de los retos de las ciudades ante las crisis sanitarias, económicas, climáticas y bélicas…. que se desarrollarán de la mano de Carolyn Steel, Rafael Moneo, Jill Stoner, Ricky Burdett, Carme Pinós, Reinier de Graaf, María Teresa Muñoz, Pedro Torrijos, Anna Bofill, Erick Harley, María García Ruiz y Miguel Robles Duran, entre otros. El disparo de salida será un homenaje a Oriol Bohigas como teórico e impulsor del pensamiento arquitectónico (viernes, 6 de mayo, 18.30 horas, en el Ateneu Barcelonès) y el cierre tendrá aspecto de intercambio de ideas entre generaciones y disciplinas en la plaza Reial (domingo, 15 de mayo, 12.00 horas). 

Oriol Bohigas, en el Ateneu Barcelonès en 2007.

/ Elisenda Pons

Visiones pasadas y presentes

El formato expositivo también estará presente en el festival. Pasado y futuro arquitectónico en forma de muestra. En el Disseny Hub (a partir del 12 de mayo) se podrá ver ‘CPH/BCN’, una exposición que reunirá proyectos de Barcelona y Copenhague (Capital Mundial de la Arquitectura 2023) seleccionados para el Premio Mies van der Rohe desde 1988; y en la Fundació Enric Miralles (a partir del 8 de mayo) se presentará la muestra ‘99+Imaginaris’, con dibujos de escenarios futuros de Barcelona pensados por arquitectos internacionales. 

Temas

Arquitectura