Infraestructuras

Primer laborable de Rodalies en obras: desconcierto de los viajeros; normalidad, según Renfe

Los usuarios lamentan la falta de información y la reducción de trenes en alguna líneas. Los responsables del servicio admiten "incidencias puntuales" y confían en que los cambios se consoliden pronto

Usuarios de Rodalies, el pasado jueves, en la estación de Plaza Catalunya

Usuarios de Rodalies, el pasado jueves, en la estación de Plaza Catalunya / Ferran Nadeu

5
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Recuerden el primer día de apertura del túnel de Glòries para entrar en Barcelona. O cuando su línea de bus de toda la vida cambiaba de recorrido para dar cabida a los nuevos trazados de la red ortogonal. O cualquier obra que modifica el sentido de una calle que cogemos a diario. Los cambios en el transporte afectan al hábito humano más elemental, el de moverse de un lado a otro. En el caso de las obras de Rodalies, a la obligación de adaptarse a la nueva realidad se le une, tal y como documentan los viajeros, problemas con los horarios, estrecheces en el vagón y achicamiento de la oferta durante la noche. Así ha sido el primer día con los trenes catalanes a medio gas. Los responsables del servicio, en cambio, hablan de "normalidad con incidencias puntuales" y recuerdan que los posibles inconvenientes tienen como fin ir a mejor en el futuro.

Marcela ha llegado a la estación de Vilafranca del Penedès a las 8.30 horas dispuesta a iniciar su trayecto habitual hasta la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), esto es, primero la R4 hasta Martorell y desde ahí, la R8 hasta la facultad. Una hora de trayecto, aproximadamente. La primera novedad, el cambio de horarios. El primer tren debía pasar a las nueve, pero no se ha presentado, según su relato, hasta las 9.40 horas. Ha llegado a Martorell poco después de las 10. La R8, a consecuencia de las obras del corredor Mediterráneo, está cortada entre esta estación y la de Rubí. Ha tenido que esperar hasta las 11 para coger el bus alternativo, y una vez en Rubí, seguir su camino hasta las aulas, donde ha llegado casi a mediodía, tres horas y media después de haber validado su billete de Rodalies. "Iré en coche siempre que pueda", sostiene esta joven tras compartir su testimonio.

Cuestión de confianza

La coincidencia de distintas obras de mejora en la red ferrocarril catalana obliga a disminuir el número de trenes, sobre todo los que pasan por el túnel de la plaza de Catalunya de Barcelona. Adif, Renfe y el Govern llevaban dos años planificando esta alteración del servicio, que afecta a media docena de líneas. Han desplegado informadores por las estaciones, los nuevos horarios están en la web de Rodalies y la cuenta de Twitter del servicio ha echado humo toda la mañana respondiendo quejas y dudas de los viajeros. A pesar de ello, muchos usuarios se han quejado de que los datos de internet y los de los paneles informativos no coinciden. Y claro, ¿de qué o de quién hay que fiarse?

Viajeros de la R4, en el andén de la estación de L'Hospitalet, este lunes a primera hora

/ Judith Viñas

Como Judith, que poco después de las 8 de la mañana compartía una foto de los andenes de la estación de L'Hospitalet. En la imagen se ve el apeadero hasta los topes, lleno de gente esperando un tren de la R4. "¡Qué vergüenza!", espetaba esta usuaria, que asegura que para nada es habitual que haya tanta gente esperando a esta hora. La misma escena se repetía, por ejemplo, en Cornellà, donde a las 7.45 horas el andén también parecía el primer día de las rebajas. Sobre esta línea, muchos viajeros del tramo central, entre Castellbisbal y Terrassa, se han quejado de la escasez de trenes (cuatro por hora, seis en hora punta), lo que ha causado que algunos vagones, según su testimonio, hayan ido excesivamente llenos.

Nuevos horarios

La R1, que hasta febrero de 2023 tiene origen y final en L'Hospitalet, tiene ahora las mismas frecuencias de paso que la R4, lo que también ha generado llenazos en algunos de los convois de hora punta. Ambas, la R4 y la R1, mantienen los trenes cada 10 minutos de antes de las obras, pero solo en horas punta. Durante el resto de la jornada, el tren pasa, o así está previsto, cada cuarto de hora.

Todo esto sucedía el día en que el presidente de Renfe, Isaías Táboas, se hacía carne en Catalunya. Cornellà, para ser exactos, donde ha visitado la maqueta de los nuevos trenes de gran capacidad que fabrica la empresa Stadler. Junto a la directora de Rodalies de Catlaunya, Mayte Castillo, ha destacado que la jornada se está desarrollando con normalidad, más allá de "algunas incidencias puntuales". "En todo el inicio de servicio ha habido una cierta normalidad que se irá consolidando durante los próximos días, para mañana y pasado esperamos que esté ya consolidado", ha subrayado Castillo, que ha indicado que las distintas actuaciones suponen "un cambio radical de todos los horarios".

Un tren de Rodalies, en la zona de Bellvitge (L'Hospitalet de Llobregat), el pasado 27 de enero

/ Jordi Cotrina

Noticias relacionadas

Estas modificaciones, que se notan especialmente en la R1 y la R4, permiten, según ha señalado Castillo, mejorar el servicio de la R3, que no está afectada por las obras, y que a pesar de ser una línea de vía única ha podido añadir cuatro circulaciones diarias más. La responsable del servicio también ha destacado que todos estos proyectos, que tienen un presupuesto de unos 471 millones de euros, "son un signo de inversión, una inversión con unos niveles más elevados que nunca". El plan ferroviario catalán 2020-2030, de hecho, tiene asignados cerca de 6.400 millones de euros.

Por su parte, Táboas, que ha pedido diferenciar las afectaciones por las obras de las incidencias por "anomalías técnicas" que "de vez en cuando se producen" en la red, ha admitido que las actuaciones que se están llevando a cabo provocan algunos inconvenientes, pero ha subrayado que "son para dar más capacidad, más fiabilidad y más regularidad al servicio".