Lujo en alta mar

El nuevo crucero solo para adultos de Virgin recalará en Barcelona este verano

El buque Valiant Lady ofrecerá tres itinerarios diferentes por Europa y partirá desde la capital catalana

Crucero Scarlet Lady de la compañía Virgin

Crucero Scarlet Lady de la compañía Virgin / Crucero Scarlet Lady de la compañía Virgin

3
Se lee en minutos
EFE

Virgin Voyages, la compañía de cruceros de lujo del magnate Richard Branson, ha puesto en servicio su segundo barco, el Valiant Lady, sólo para adultos, que recalará en Barcelona desde mayo y durante toda la temporada de verano y que prevé dejar en la ciudad hasta 1,8 millones de euros en cada viaje.

Virgin Voyages, que ha visto cómo las reservas en sus cruceros han aumentado un 178% en los últimos seis meses, aspira a poder recuperar los niveles de ocupación previos a la pandemia gracias al Valiant Lady, que ofrecerá hasta tres itinerarios diferentes por Europa y partirá desde la capital catalana.

Aumenta la demanda

El presidente y consejero delegado de la naviera, Tom McAlpin, explica en una entrevista con EFE que este aumento de las reservas es fruto del fin de las restricciones tras la pandemia, así como de la experiencia única que ofrece la empresa, especializada en viajes de lujo exclusivos para adultos.

"Las cosas están empezando a cambiar. La gente ha estado encerrada en casa mucho tiempo y está ansiosa por salir, y eso lo estamos notando en términos de reservas. Además, nosotros ofrecemos una experiencia que creemos y sabemos que les va a encantar", afirma McAlpin.

El crucero Valiant Lady, que tiene una capacidad de hasta 2.700 pasajeros, ofrecerá hasta mayo de 2022 una serie de viajes desde Portsmouth (Reino Unido) antes de partir hacia el puerto de Barcelona, desde donde viajará por Europa durante el verano, para luego volver a Miami (Estados Unidos) a pasar la temporada de invierno.

Pensado para los adultos

A través del concepto "solo adultos", la compañía ha creado un crucero que mezcla las ideas de 'boutique' y hotel y que ofrece hasta 20 restaurantes diferentes, en lugar de los tradicionales buffets libres, así como un entretenimiento orientado a un público mayor de edad, como estudios de tatuajes, tiendas de discos vinilo y discotecas.

"Todo está pensado exclusivamente para los adultos. De hecho, somos la única gran marca que ofrece este tipo de producto y eso nos permite crear una experiencia más sofisticada y lujosa que creemos que encantará al mercado americano, británico y español", apunta el consejero delegado.

A pesar de que los primeros viajes partirán con un 50% de la ocupación, McAlpin señala que ya tienen reservas de viajes disponibles en la web hasta 2024, que comenzarán en Barcelona y llegarán a países como Francia e Italia u otros puntos de la costa española.

Uno de los viajes que ofrece la compañía desde Barcelona, el "Mediterranean MerMaiden", incluye escalas en ciudades como Toulon, Cagliri o Ibiza por un precio de 1.653 euros, mientras que la ruta "Spanish Obsession" visita diferentes ciudades costeras de la Península, como Málaga, Palma de Mallorca o Gibraltar, desde 1.740 euros.

Apoyo al comercio local

La compañía de cruceros asegura que está trabajando junto con el comercio local de Barcelona para crear viajes y excursiones "excepcionales" que permitan a los pasajeros experimentar la cultura de Barcelona y que tendrán un "impacto fantástico" en la economía.

"Si tenemos en cuenta todos los materiales, comida o combustible que compraremos allí, tendremos un gran impacto en el mercado local, junto al del de los pasajeros que llevaremos a Barcelona y al resto de escalas", sostiene McAlpin.

Inversión multimillonaria

Noticias relacionadas

En unos pocos meses, la compañía también pondrá en funcionamiento su tercer barco, el Resilient Lady, que viajará desde Grecia hasta Australia haciendo paradas en Egipto, Dubái o Singapur, además de un cuarto barco en 2023 del que próximamente anunciarán el nombre e itinerario.

"Cada barco cuesta alrededor de 800 millones dólares, además del gasto en desarrollo o diseño y el coste de un negocio que no ha tenido ingresos durante los últimos tres o cuatro años. Es una inversión significativa, pero estamos seguros que una vez que la lancemos será muy exitosa", concluye McAlpin.