Designación

El Papa nombra a un español para dirigir el Gobierno de la Ciudad del Vaticano

  • El salmantino Fernando Vérgez Alzaga es Legionario de Cristo, una congregación denunciada varias veces por abusos

El sacerdote Fernando Vérgez Alzaga, a la izquierda, saluda al Papa Francisco en el Vaticano.

El sacerdote Fernando Vérgez Alzaga, a la izquierda, saluda al Papa Francisco en el Vaticano. / Legionarios de Cristo (EPC_EXTERNAS)

2
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Nuevos movimientos en los equilibrios de poder en El Vaticano. El Papa ha puesto este miércoles al frente del Gobierno del Estado de la Ciudad del Vaticano al sacerdote español Fernando Vérgez Alzaga, perteneciente a la ultraconservadora congregación de los Legionarios de Cristo, un grupo que en las últimas décadas ha acabado reiteradamente en el punto de mira por cómo ha gestionado diversos casos de abusos sexuales.

La figura de Vérgez Alzaga (Salamanca, 1945), hasta hoy secretario general de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, y quien también ha sido elevado al título de obispo, se convierte así en una de las más poderosas e influyentes del diminuto Estado, en un momento en el que además Francisco parece estar inclinándose por achicar en su organigrama la presencia del sector italiano, que durante tantos años predominó en El Vaticano. De hecho, el nombramiento se produce cuando aún sigue en curso el juicio contra el cardenal italiano Ángelo Becciu, antiguo secretario de la Secretaría de Estado del Vaticano y hoy acusado de diversos delitos, entre otros, por haber presuntamente desviado dinero de la beneficencia que el Papa recibe para los pobres para opacas operaciones financieras e inmobiliarias.

Media vida en el Vaticano

En este contexto, Vérgez Alzaga, miembro de la comisión vaticana para los Asuntos Reservados desde 2020 y también titular de la diócesis de Villamagna de Procónsul (Túnez), remplazará al cardenal italiano Giuseppe Bertello a partir del próximo 1 de octubre, cuando también asumirá el puesto de presidente de la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano. Un notable salto hacia adelante para este español que también fue secretario particular del fallecido cardenal argentino Eduardo Pironio -aquí un posible primer punto de contacto con Francisco- y que desde los años 70 del siglo pasado forma parte de la curia romana.

Noticias relacionadas

De hecho, Vérgez Alzaga fue ordenado sacerdote en 1969, cuatro años después de ingresar en la controvertida congregación de los Legionarios de Cristo. Una organización aún hoy afectada, entre otras cosas, por un juicio todavía en curso ante el tribunal de Milán por haber presuntamente intentado encubrir un caso de abuso.

La decisión se suma también al nombramiento este miércoles por parte de Francisco del chileno Andrés Gabriel Ferrada Moreira (Santiago de Chile, 1969), como nuevo secretario de la Congregación para el clero, institución vaticana que se encarga de organizar la vida de todos sacerdotes católicos que hay desplegados en el mundo.