Paseo de Riazor

La Policía toma declaración a siete implicados en la paliza mortal de un joven de A Coruña

Mensaje del padre de Samuel, en Riazor.

Mensaje del padre de Samuel, en Riazor. / CARLOS PARDELLAS

8
Se lee en minutos
R.V.

La Policía Nacional está más cerca de esclarecer el crimen de Samuel Luiz Muñiz, el joven de 24 años que falleció el sábado en A Coruña tras haber sido agredido brutalmente por una pandilla de unas siete personas a las tres de la madrugada, cuando salía de fiesta con unas amigas. Los investigadores estuvieron tomando declaración durante el domingo a varias personas implicadas en el suceso, al menos tres chicas y cuatro chicos.

Según fuentes cercanas a la investigación, los agentes han identificado a los autores de esta brutal agresión, sirviéndose de declaraciones de testigos, entre ellas la de una de las amigas de Samuel, que estaba con él en el momento de los hechos, del contenido de las cámaras de seguridad que hay en la zona y también de los registros de una discoteca que estaba abierta, en la que fue la segunda noche de apertura del ocio nocturno tras el fin del estado de alarma, ya que, por el coronavirus, han de tener los datos de sus clientes.

Según informó Radio Coruña, las siete personas que declararon este domingo están relacionadas con el grupo de los agresores aunque no son los únicos a los que los agentes necesitan tomar testimonio, ya que tienen a una decena de personas identificadas relacionadas con el caso. A última hora de la noche, la Agencia EFE informó de la detención de trece personas relacionadas con este caso, pero la Delegación del Gobierno indicaba que no se habían producido arrestos todavía. Fuentes cercanas a la investigación apuntaron que no tardarían mucho en formalizarse.

“Nos quitaron la única luz que iluminaba nuestra vid

En el lugar en el que fue agredido brutalmente la madrugada del sábado, el joven Samuel Luiz Muñiz, en la confluencia del paseo marítimo con la avenida de Buenos Aires, entre flores de colores, apareció ayer un mensaje pegado en el suelo en el que se puede leer que el padre del fallecido agradece el “excelente trabajo de los equipos del 061” y también a la ciudad de A Coruña las muestras de cariño recibidas, y acaba con un “No a la violencia”. Hasta la zona se desplazaron amigos y conocidos del joven, para colocar velas y flores en su recuerdo.

El texto íntegro es el siguiente: “Hola, soy el padre de Samuel, quiero primeramente agradecer el excelente trabajo de los equipos del 061 por todo el esfuerzo realizado en cuanto al pronto atendimiento de nuestro hijo. Nos quitaron la única luz que iluminaba nuestra vida. Sabemos que vamos a tener un camino muy largo por recorrer. Estaremos apoyados en nuestra familia, amigos y compañeros que nos ayudarán a salir de este camino oscuro. Agradecemos todas vuestras oraciones y muestras de cariño. Agradecer a nuestra maravillosa ciudad, A Coruña. Gracias de corazón. Que Dios pueda recompensar todo el cariño que nos estáis brindando. Un abrazo muy fuerte a todos y deseamos que nunca más llegue a ocurrir otro día tan negro como el que estamos viviendo. No a la violencia”.

El padre del joven quiso expresar con este gesto su gratitud a los sanitarios y también a las personas que, durante estos días tan difíciles han apoyado a la familia. Samuel, que fue enterrado este domingo por la tarde en el cementerio de Pastoriza, ya que era vecino de Meicende, trabajaba en Padre Rubinos. Según las primeras investigaciones, fueron unas siete personas las que le propinaron una paliza que le causó graves golpes en la cabeza. Finalmente, y a pesar de que los sanitarios intentaron reanimarle durante dos horas, el joven Samuel falleció.

La alcaldesa, Inés Rey, y la subdelegada del Gobierno, María Rivas, se reunirán este lunes a las 11.00 horas, para analizar este trágico suceso y, a las 12.00 horas, participarán en una concentración, en la plaza de María Pita, para condenar este crimen. La Asociación para a Liberdade Afectiva e Sexual A Coruña (ALAS) ha convocado otra concentración, también para este lunes, a las 20.00 horas, en el mismo lugar y por los mismos motivos. Los afectados por la ampliación del hospital y los sanitarios que se manifestaron el domingo desde A Palloza a María Pita quisieron mostrar su repulsa a esta agresión y lo hicieron guardando un minuto de silencio antes de leer el manifiesto que habían escrito para cerrar su protesta.

Investigación

Por ahora, lo que se sabe oficialmente es que el joven había salido de fiesta con unas amigas y, sobre las tres de la madrugada, fue agredido por un grupo de jóvenes que le propinaron una brutal paliza. Según las primeras pesquisas, el ataque se debió a que el joven estaba usando el móvil para hacer una videollamada al novio de una amiga que estaba con él y, entonces, uno de los miembros de la pandilla le intentó quitar el teléfono y después, entre todos le propinaron una paliza mortal.

Amigos del fallecido iniciaron ayer, una campaña en redes sociales con la etiqueta Justicia para Samuel, en la que ligan la agresión con un ataque homófobo, ya que la víctima era homosexual, aunque fuentes oficiales ni confirman ni desmienten este extremo, toda vez que las actuaciones, que lleva el Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña, que estaba de guardia este fin de semana, se han declarado secretas.

ALAS A Coruña expresó en un comunicado su “máxima condena” ante este crimen y confía en que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “investiguen a fondo este caso de violencia extrema” para que “el odio no quede impune”.

La asociación, que coordina el Observatorio Coruñés contra a LGTBIfobia, alerta de episodios de violencia contra los integrantes del colectivo, como la aparición de pegatinas con mensajes tránsfobos y también la agresión a una pareja homosexual en Monte Alto hace unos días.

La etiqueta de Justicia para Samuel se viralizó enseguida en las redes sociales y durante el día de hoy, las ministras Irene Montero y Yolanda Díaz, mostraron su condena a este crimen. También artistas como Alejandro Sanz o Ismael Serrano expresaron repulsa.

Trece personas han sido detenidas por su presunta relación directa o indirecta con la muerte la madrugada del sábado en A Coruña de un joven de 24 años, vecino de Culleredo y que trabajaba como auxiliar de enfermería en la Fundación Padre Rubinos.

La línea de investigación de la policía se centra en una discusión que se originó por el uso de un teléfono móvil. Los arrestados, identificados y a los que se les está tomando declaración, están en el cuartel de Lonzas.

Minutos antes de producirse la agresión, el chico fallecido, Samuel, estaba acompañado por una amiga con la que estaba realizando una videollamada, que pudo causar una confusión en otro grupo de jóvenes y que habría originado la fatal discusión y el inicio de las violentísimas agresiones.

Según han apuntado fuentes policiales, el joven presentaba varios hematomas e importantes golpes en la cabeza, que precisaron la intervención del 061 durante dos horas para tratar de reanimar al varón, aunque el fallecimiento se produjo finalmente en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), en el que llegó a ingresar, aunque en estado crítico.

Antes de la llegada de la ambulancia que atendió a la víctima, recibió la ayuda ciudadana de varias personas que se encontraban a esa hora cerca del lugar del suceso; dichas personas han declarado hoy por la mañana a la policía cómo fueron parte de los hechos que pudieron observar.

La policía ha podido confirmar con rapidez, a través de los teléfonos móviles, la identidad de la mayor parte de los agresores, mayores de edad la mayoría.

A todos ellos, han precisado las fuentes, se les está interrogando de forma separada para contrastar las versiones ofrecidas por cada uno sobre el caso, del que se ha decretado el secreto de las actuaciones.

Entre los cargos que se podrían imputar a los detenidos por haber participado en una pelea tumultuaria estarían, han avanzado las fuentes consultadas, omisión de socorro y haber participado como cooperadores necesarios en la agresión, además de implicar por homicidio al autor o autores de la agresión que causó la muerte del joven de origen brasileño.

El padre de Samu, Maxsoud Luiz, ha dejado un mensaje escrito en el lugar en el que el joven quedó malherido con el que ha querido agradecer el trabajo del 061 "por todo el esfuerzo realizado" y ha expresado el dolor de la familia porque "nos quitaron la única luz que iluminaba nuestra vida; sabemos que vamos a tener un camino muy largo por recorrer; estaremos apoyados en nuestra familia, amigos y compañeros que nos ayudarán a salir de este camino oscuro".

Entre las ocho láminas escritas por el padre del joven asesinado, Maxsoud Luiz ha manifestado que agradece "todas vuestras oraciones y muestras de cariño; agradecer a nuestra maravillosa ciudad, A Coruña; gracias de corazón; que Dios pueda recompensar todo el cariño que nos estáis brindando; un abrazo muy fuerte a todos y deseamos que nunca más llegue a ocurrir otro día tan negro como el que estamos viviendo", ha dejado escrito sobre la acera de la Avenida Buenos Aires.

Son muchos los colectivos de la ciudad de A Coruña que han manifestado su total indignación y rechazo por esta violenta agresión y se ha anunciado otra concentración este lunes a las 12:00 horas en la Plaza de María Pita para apoyar a los familiares de la víctima y a la que se espera acuda una gran reacción de la ciudadanía condenando la violencia.

Noticias relacionadas

Antes de la concentración en señal de repulsa, convocada por el ayuntamiento de A Coruña, la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey, se reunirá con la subdelegada del Gobierno para "reforzar la cooperación en seguridad ciudadana y analizar de primera mano el resultado de las investigaciones del suceso acaecido el sábado", según explica en una nota el consistorio coruñés.

Temas

A Coruña