Acuerdo sigular

Adif pacta con la familia del fallecido en un accidente de tren mejoras de prevención

  • Los allegados no solo recibirán una indemnización, sino que también serán informados de las medidas que se adopten

Imagen de archivo del accidente de tren en Vacarisses.

Imagen de archivo del accidente de tren en Vacarisses. / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

Justicia con mayúsculas. Adif y la familia del fallecido en el accidente de tren de Vacarisses, Luigi Picardo Souto, ocurrido el 20 de noviembre del 2018 han llegado a un singular acuerdo en el que el órgano de gestión de infraestructuras ferroviarias no solo desembolsará una indemnización a través de su compañía aseguradora, sino que se compromete a adoptar medidas de mejoras necesarias para evitar eventuales siniestros de estas características, tanto en el tramo donde ocurrió como en los sistema de prevención y seguridad, así como a dar cuenta de los mismos a los allegados de finado, según el texto al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

Los abogados de la familia del fallecido, Ferran Marsol y Cristóbal Martell, ya lograron que la Audiencia de Barcelona reabriera el pasado mes de enero el proceso incoado por el accidente, tras el archivo decretado por el juzgado de Terrassa que investigó el suceso. El tribunal aceptó su recurso y argumentó que podrían existir ciertos “déficits de mantenimiento” en la línea que une Cerdanyola con Manresa. Por un lado, en cuanto a la definición de los planes de inspección y conservación, y, por otro, “los defectos” apuntados en un informe del Ministerio de Fomento y que señalaba que el descarrilamiento del convoy se produjo por un “fallo de la infraestructura”. Al acordar la reapertura del proceso judicial, se ordenó que se solicitara a Adif quien eran los jefes de los servicios de seguridad y mantenimiento y los integrantes del centro de gestión de red. El descarrilamiento provocó varios heridos.

"Hemos llegado a un `pacto donde se cobra estrictamente lo previsto en la ley de baremo para indemnización de daño corporal, pero se adiciona un conjunto de extremos singulares en relación a las garantías que exigía la familia del difunto de que se solventaran las deficiencias que dieron lugar al siniestro, tanto en el punto concreto donde ocurrió, como a las medidas empresariales de prevencióny control de riesgos", asegura Cristóbal Martell.

Responsabilidad "objetiva" del siniestro

Noticias relacionadas

En el acuerdo, Adif, como gestor de las infraestructuras ferroviarias, “asume la responsabilidad objetiva” del accidente de tren, ya que el fallecimiento del pasajero “guarda relación de causalidad con el servicio público” que la compañía presta. El documento establece que la causa del siniestro fue el descarrilamiento del tren tras colisionar con rocas que invadían la vía y que habían caído al desmoronarse una parte del muro que protegía la erosión del talud del talud de una trinchera. De este incidente, agrega el texto, responde Adif al corresponderle el control, vigilancia e inspección de los tramos de vía, de sus zonas de protección y de la circulación de los trenes.

Según el acuerdo, la compañía aseguradora de Adif pagará a la familia del finado una indemnización de 207.000 euros, pero también les “dará cuenta” de las medidas de mejora que adoptadas. Incluso, se nombra como interlocutor a un jefe de área de proyectos y obras, algo hasta ahora inaudito. En el pacto se incluye, además, los contratos de la instalación del sistema de detección de desprendimiento de rocas, la supervisión del sistema y el pliego de prescripciones técnicas para la ejecución de los trabajos de reparación de muros. La familia de la víctima ha presentado un escrito en el juzgado renunciando a la acción penal y civil e interesando el archivo de las actuaciones.