El TSJM deberá resolver antes del lunes si ratifica la prohibición del 8-M en Madrid

  • Los sindicatos presentan un recurso ante el alto tribunal al considerar que se han vulnerado "derechos fundamentales"

  • Las principales organizaciones feministas también litigiarán y la Comisión 8M pide la dimisión del Delegado del Gobierno

Manifestación para conmemorar el 8 de marzo, día internacional de la mujer, en Madrid en el 2016.

Manifestación para conmemorar el 8 de marzo, día internacional de la mujer, en Madrid en el 2016. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) decidirá antes del lunes 8 de marzo si ratifica la prohibición de varias de las concentraciones convocadas en la comunidad para conmemorar el Día de la Mujer o, por el contrario, si las autoriza. De momento, el tribunal ha recibido un recurso conjunto de los sindicatos UGT y CCOO, otro del sindicato CGT, según fuentes jurídicas. Además, las principales organizaciones convocantes, la Comisión 8M y el Movimiento Feminista de Madrid, prevén presentar un recurso antes del lunes con el fin de que los jueces decidan sobre si se ha vulnerado o no el derecho de reunión.

La Delegación del Gobierno decidió el jueves prohibir todas las concentraciones solicitadas los días 7 y 8 de marzo “por motivos de salud pública” “y teniendo en cuenta las posibles confluencias de distintas concentraciones”. El Delegado del Gobierno, José Manuel Franco, explicó que se han recibido más de 100 peticiones que, de haberse autorizado, hubieran supuesto que se concentraran en diversos puntos de la Comunidad más de 60.000 personas, algo desaconsejable dado que la Comunidad de Madrid sigue siendo uno de los territorios con mayor índice de contagios.

Si bien, estos argumentos no han convencido a los colectivos convocantes. Por ejemplo, Comisiones Obreras y UGT, que habían organizado, como cada año, un acto en la Plaza de Cibeles y que iba a reunir a 100 personas, 50 de cada sindicato, han presentado un recurso porque entienden que la prohibición “atenta contra derechos fundamentales” y que el acto programado estaba “dentro de la legalidad”.

Terrazas llenas

La secretaria de Igualdad de UGT, Ana Sánchez, ha tachado de “demencial” que mientras las terrazas y los transportes en Madrid están “atestados”, se prohíben los actos del 8-M. Y la secretaria de organización de CC.OO, Paloma Vega, ha criticado que se “criminalice el 8-M como si fuera la única manifestación que provoca contagios”, cuando en Madrid se autorizan otras concentraciones y conciertos multitudinarios.

Más allá de si el TSJM autoriza o no su acto en Cibeles, tanto CC.OO como UGT han convocado concentraciones el próximo lunes a las puertas de los centros de trabajo, respetando las medidas sanitarias.

A su vez, la Comisión 8M, que tradicionalmente organiza las marchas que en los últimos años han sido multitudinarias, prevé presentar un recurso ante el TSJM en el que solicitar que se autoricen las cuatro concentraciones que habían previsto. Asimismo, en un comunicado en el que llaman al “apoyo popular” y piden la dimisión del Delegado de Gobierno por haber rechazado las concentraciones con aforos “ridículos si se comparan con hacinamientos en transportes o centros comerciales” por motivos “políticos” y no “razones sanitarias”, avisan que van a leer su manifiesto “en todos los espacios” el 8 de marzo a las 20.00 horas.

Adaptan los actos

Por último, el Movimiento Feminista de Madrid, que había organizado una concentración en Callao de 250 personas previamente acreditadas, también interpondrá un recurso si bien considera que no se resolverá antes de lunes, por lo que adoptarán sus acciones y realizarán actos de forma que no superen las 20 personas.  La portavoz de la organización, Ana Sánchez de la Coba, ha lamentado esta situación cuando llevan "más de seis meses" organizando su agenda para celebrar el 8-M con el objetivo de cumplir "con todas las garantías de seguridad y todas las directrices marcadas" por el Ministerio de Sanidad y la Delegación de Gobierno de Madrid.

La situación de Madrid es anómala puesto que en el resto de España sí se han autorizado concentraciones que cumplen con las medidas sanitarias. En Catalunya, el Govern ha advertido que se tendrán que cumplir de forma “escrupulosa” las restricciones preventivas, pero se prevé una manifestación estática, en el Paseo de Gràcia, de hasta 3.500 personas.  

Te puede interesar

Si bien, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha justificado este viernes que la prohibición afecte exclusivamente a la Comunidad de Madrid con el argumento de que “cualquier manifestación” en esta región “siempre es la más grande” y se trata de la comunidad con peores datos epidemiológicos.

Asimismo, 13 sociedades científicas han manifestado en un comunicado conjunto que apoyan que se eviten "todo tipo de eventos que fomenten la aglomeración y aumenten el riesgo de transmisión" dadas las "actuales circunstancias".