Medidas del Procicat por el covid-19

Catalunya abrirá los centros comerciales de lunes a viernes

Autoriza las salidas escolares con pernoctaciones y, a partir del 8 de marzo, las clases presenciales de los universitarios de segundo

El Govern también suaviza ligeramente las condiciones de los comercios de más de 400 metros cuadrados y de las piscinas

Vergés explica que Catalunya permitirá abrir los centros comerciales de lunes a viernes. Argimon dice que los datos, por ahora, son estables. En la foto, el centro comercial Glòries. / RICARD CUGAT / VÍDEO: ACN / SALUT

Se lee en minutos

El Pla de Protecció Civil de Catalunya (Procicat) ha decidido finalmente mantener las grandes medidas vigentes 7 días más, hasta el 8 de marzo, en cuanto a las restricciones por el covid-19, salvo leves aperturas sectoriales que afectarán básicamente al comercio. Así, centros comerciales y comercios de más de 400 metros cuadrados, que llevan cerrados desde el 7 de enero, podrán abrir ahora, pero solo de lunes a viernes y con un 30% del aforo, según fuentes del Govern han avanzado a EL PERIÓDICO y han confirmado este viernes en rueda de prensa la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, y el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper. La decisión ha sido fruto de un debate interno en el que sectores del Ejecutivo catalán, vinculados a JxCat, eran partidarios de una mayor flexibilización.

Otras novedades: salidas escolares con pernoctaciones siempre que sea dentro del grupo burbuja, recuperar presencialidad de los alumnos de segundo curso de la universidad a partir del 8 de marzo. En el ámbito del deportes se incrementa ligeramente el aforo a piscinas, que pasa al 50% (hasta ahora era del 30%) y las actividades grupales pasan a ser de seis personas con un aforo máximo del 30%. Estas medidas entrarán en vigor el lunes 1 de marzo y se mantendrán hasta el lunes 8 de marzo, excepto la referente a la presencialidad universitaria, que se trabaja para que entre en vigor el 8 de marzo.

La situación de los bares y restaurantes se mantiene como en la actualidad respecto a las franjas de apertura: seguirán abriendo solo de 7.30 a 10.30 y de 13 a 16.30 horas. Después de ese horario, solo podrán servir productos para llevar a domicilio. Seguirán cerrados los bares y restaurantes de centros comerciales.

Sigue también el toque de queda (de 22.00 a 06.00), el cierre perimetral de Catalunya y el confinamiento comarcal.

Tal y como se preveía, el Procicat ha decidido finalmente abrir ligeramente, pero sin cambios drásticos. Catalunya lleva días experimentando un estancamiento en la bajada del coronavirus. La velocidad de contagio (o Rt) está ya en 1,02, superando el umbral de 1, a partir del cual la epidemia entra en expansión. La cepa británica (presente en el 40% de los positivos en Catalunya) y las elecciones del 14-F podrían estar detrás de este freno, según los expertos. Las elecciones del 14-F fueron seguras en cuanto a medidas preventivas, pero conllevaron, como cualquier gran acto, la movilización de los tres millones de personas que salieron a votar. La movilidad implica siempre una mayor interacción social.

Prudencia

La 'consellera' Vergés ha insistido en la necesidad de "mantener la prudencia" y ha apuntado que a pesar de que la vacunación ayuda y que se ve "la luz al final del túnel" hay que ser "prudentes un poco más de tiempo" y "disminuir riesgos". "Los pequeños ajustes nos permiten dar pasos hacia adelante para dar cierta estabilidad de los sectores económicos", ha añadido.

Hace dos días días el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, ya abogaba por "dar aire" a los sectores más ahogados por las severas restricciones imperantes en Catalunya desde el pasado 7 de enero. En la misma línea, pero más prudente, se manifestaba la 'consellera' de Salut en funciones, Alba Vergés, que descartaba una desescalada amplia

Sin discrepancias internas, según Aragonès

Te puede interesar

El vicepresidente en funciones del Govern, Pere Aragonés, subrayaba el jueves la necesidad de por ser "lo más cuidadosos posible" en el cambio de restricciones para frenar la pandemia. "No se trata de dar un paso adelante y dos atrás". Ha justificado el aplazamiento al viernes de la decisión porque han querido darse "unas horas más" para "acabar de estudiar bien los datos" y ser "lo más precisos posible". Aragonès ha asegurado que no hay discrepancias internas sobre las medidas a adoptar.

"Es muy importante ser lo más cuidadosos posible porque todos los pasos adelante que se hagan para flexibilizar las medidas tienen que consolidarse. Tenemos que dar seguridad a todos los sectores sociales y económicos en cada paso que demos", ha insistido Aragonès. "Las medidas que se llevarán a cabo tienen que consolidarse y deben seguir llevándose a cabo durante semanas. No se trata de dar un paso adelante y dos atrás".