Los ancianos de las residencias de Catalunya podrán pasear por el exterior y salir dos días

El nuevo protocolo "flexibiliza" las restricciones que se han establecido durante meses a personas mayores y a las que padecen alguna discapacidad

Ancianos de la residencia geriátrica Activa Parc de les Aigües regresan a las instalaciones del centro en el primer día en el que han podido salir.

Ancianos de la residencia geriátrica Activa Parc de les Aigües regresan a las instalaciones del centro en el primer día en el que han podido salir. / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

El Periódico

Los ancianos y personas con discapacidad que viven en residencias calificadas como verdes (sin casos de covid-19) y naranjas (con algún caso controlado) podrán salir al exterior de estos centros para pasear y también hacer salidas de uno o dos días para estar con la familia a partir de este sábado, día 13. Estas medidas no se aplicarán en las residencias en las que hay un brote activo no controlado de covid-19, calificadas con el color rojo.

Así lo establece el nuevo protocolo establecido por el grupo de trabajo de residencias del Departamento de Salud, que se ha conocido este jueves y que "flexibiliza", según ha asegurado este miércoles el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, las restricciones que se han establecido durante meses a los ancianos y personas con diversidad funcional que viven en estos espacios.

Estas medidas de apertura se toman teniendo en cuenta que la situación epidemiológica ha mejorado en las últimas semanas en Catalunya y, especialmente, en las residencias, donde la cobertura vacunal con la administración de la segunda dosis alcanza el 75% de los residentes.

Los familiares no podrán entrar

No obstante, los familiares que recojan a los residentes no podrán entrar en los centros y se usarán espacios destinados específicamente para ello, ya que se dejarán de hacer pruebas anti-covid-19 a los familiares que vayan de visita.

El nuevo protocolo no explica si los residentes que salgan a la calle deberán ser aislados a la vuelta, como se hacía hasta ahora, pero se da a entender que no, al indicar que al volver "el residente ha de evitar el contacto con cualquier otro usuario hasta que no se lleven a cabo" varias medidas, entre ellas, desinfectar el calzado/ silla de ruedas o carrito (andador), lavarse las manos y cambiarse de ropa.

Cribados solo a los profesionales

También se dejarán de hacer los cribados masivos a los residentes y se limitarán los test a aquellos casos en los que aparezca una sintomatología compatible con la infección por coronavirus SARS-CoV-2.

En cambio, se mantendrán los cribados a los profesionales que trabajan en una residencia de personas mayores o vivienda de personas con discapacidad, independientemente de si están vacunados o no.

El Departamento de Salud ha indicado que se recomienda a este personal la realización de pruebas PCR con automuestra nasal, de forma coordinada con la atención primaria de cada zona de referencia.

Esta prueba se hará cada quince días si la EPG (índice de crecimiento potencial del virus) comarcal o municipal (en municipios de más de 30.000 habitantes) es superior a 300 o mensual si es inferior a 300.

Un 6,4% de residencias en situación grave

Según datos de Salud del pasado día 9, un total de 67 residencias de ancianos, que suponen el 6,4% de las 1.042 que hay en Catalunya, estaban en una situación grave de coronavirus, 13 menos que una semana atrás, con personas infectadas y clasificadas con el color rojo.

Te puede interesar

Otros 142 geriátricos (13,6% del total), diez menos que la semana anterior, tenían ancianos contagiados y estaban en situación naranja, con brotes controlados.

La gran mayoría -833 residencias (79,9%)-, 23 más que siete días atrás, estaban en situación verde y libres del virus, según los últimos datos disponibles, del pasado martes día 9.