Cambio de pautas

El Reino Unido recomienda ahora "no mezclar" diferentes vacunas del covid

  • La sanidad pública británica empezará a usar el lunes el preventivo de Oxford-AstraZeneca

Vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca.

Vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca. / Reuters

2
Se lee en minutos
El Periódico

La agencia oficial para la Sanidad Pública del Reino Unido (PHE, por las siglas de Public Health England) ha desaconsejado la mezcla de vacunas del covid-19 procedentes de distintos distribuidores salvo en "raras ocasiones".

La advertencia llega a dos días de que el Reino Unido acelere su programa nacional de inmunización este lunes, con la introducción de un segundo preparado contra el coronavirus, el desarrollado por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, aprobado recientemente por los reguladores de este país.

Esa vacuna se podrá empezar a utilizar junto con la ya autorizada de Pfizer-BioNTech, que empezó a administrarse entre la población británica el pasado diciembre.

Solo en "raras ocasiones"

En una serie de pautas dadas en víspera de Año Nuevo por el Gobierno a los profesionales del servicio público sanitario (NHS), se indicaba entonces que si una persona que ya había recibido una primera inyección -de las dos dosis requeridas- acudía a ponerse la segunda y esta no estaba disponible -o se desconocía de qué clase era la primera-, era "razonable" ofrecer una dosis de otra vacuna.

Se explicaba que "esta opción es preferible si es probable que el individuo vaya a estar expuesto a un riesgo alto inmediato o se considera poco probable que vuelve a acudir".

No obstante, tras plantearse nuevos interrogantes sobre los riesgos de esa opción, la responsable del programa de inmunizaciones en el PHE, Mary Ramsay, ha aclarado al canal británico Sky News que "mezclar" tipos de vacunas no es recomendable y solo debería hacerse "en raras ocasiones".

"No recomendamos mezclar las vacunas del covid-19. Si tu primera dosis es de la vacuna de Pfizer, no se le debería dar la de AstraZeneca en la segunda dosis ni viceversa", ha remarcado la experta.

La nueva vacuna, de más fácil transporte

Ramsay ha admitido que "podría haber ocasiones extremadamente raras donde no esté disponible el mismo tipo de vacuna, o donde no se conozca qué vacuna se empleó en el paciente".

Noticias relacionadas

Sin embargo, ha precisado en este sentido que "deberían realizarse todos los esfuerzos posibles para administrar la misma vacuna pero en los casos en que esto no sea posible, es mejor dar una segunda dosis de una vacuna diferente que no dar ninguna".

El preparado de Oxford-AstraZeneca -dos dosis completas con un intervalo de entre 4 y 12 semanas- precisa de una refrigeración normal, de entre 2 y 8 grados centígrados, y se transporta con facilidad frente a la complicación logística que plantea la de Pfizer, que ha de ser conservada a 70 grados bajo cero.