MEDIDA PREVENTIVA

El Govern recomienda no hablar en el transporte público para frenar el covid

Los trenes de Ferrocarrils tendrán un vagón del silencio a partir del lunes como iniciativa contra la pandemia

Pasajeros protegidos con mascarillas en un convoy de la línea 4 del metro de Barcelona

Pasajeros protegidos con mascarillas en un convoy de la línea 4 del metro de Barcelona / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

El Periódico

El Govern recomienda no hablar en el transporte público para evitar el contagio del coronavirus. En esta línea, todos los trenes de Ferrocarrils de la Generalitat tendrán un vagón del silencio a partir del próximo lunes.

En declaraciones a RAC-1, el 'conseller' de Territori, Damià Calvet, ha explicado que cada tren de FGC tendrá señalizado un vagón en el que los usuarios han de viajar en silencio, pero que, si es necesario, pondrán un segundo. Esta iniciativa va dirigida a crear más "medidas de seguridad" y confort en el transporte público.

Sin embargo, Calvet ha admitido que solo es una recomendación y que no se puede obligar a que los pasajero no hablen en el transporte público. El 'conseller' ha explicado que, en Ferrocarrils, se puede dedicar un vagón con la recomendación de estar en silencio, pero que, en los autobuses, la situación es diferente al tratarse de un espacio único, por lo que se recomendará que no se hable.

En esta línea, ha dicho que el metro y los autobuses de Transports Metropolitans de Barcelona ya han estrenado avisos que recomiendan no hablar para evitar contagios de coronavirus.

Aplanar la hora punta

Te puede interesar

También ha asegurado que la demanda de transporte público "es baja" y está alrededor del 50-60 % en días laborables y hasta el 70- 80 % en fin de semana, pese a lo que se mantiene la oferta para garantizar una "ocupación muy razonable".

"Tenemos más del 100 % de la oferta porque hemos incorporado trenes y autobuses nuevos y no podemos ir más allá", ha afirmado. El sirigente ha incidido en que el problema no es el transporte público, sino la hora punta. "Ya no podemos poner más trenes y autobuses en servicio. Lo que tenemos que hacer es aplanar la hora punta, que no todos entren entre las ocho y las nueve", ha agregado.