26 oct 2020

Ir a contenido

INDICADORES

Barcelona debería reducir al 30% el aforo del transporte público, según el 'semáforo' de Sanidad

Sanidad ultima con las autonomías un plan de alertas, que sitúa a 5 comunidades en riesgo "extremo", con indicadores y medidas comunes para toda España

Madrid, Castilla y León, Aragón, Navarra y La Rioja, están en la peor situación y Catalunya en la siguiente

Manel Vilaseró / Patricia Martín

Estación del metro de Barcelona este viernes, a primera hora de la mañana.

Estación del metro de Barcelona este viernes, a primera hora de la mañana. / Manu Mitru

El Ministerio de Sanidad ultima junto a las comunidades autónomas una actualización del Plan de Respuesta Temprana ante la segunda ola de la pandemia con indicadores y medidas comunes a aplicar en toda España, que calificaría de riesgo extremo, como mínimo, a cinco comunidades autónomas, Madrid, Castilla y León, La Rioja, Navarra y Aragón.  Catalunya se situaría en riesgo alto, el escalón anterior.

Según el borrador al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, Sanidad propone trabajar con un sistema basado en cuatro niveles de riesgo: bajo, medio, alto y extremo. Cada territorio, ya sea "comunidad autónoma, provincia, isla, municipio, departamento o área de salud", se situaría en un determinado nivel de alerta con la combinación de varios de esos indicadores. 

Con este documento se respondería a la petición de médicos, epidemiólogos y algunas autónomías de que se adopte un plan homogéneo en toda España con indicadores concretos. 

Catalunya estaría situada en el nivel alto (3) y su área metropolitana podría verse obligada a reducir el aforo del transporte público al 30%Madrid, aunque bajara mucho su actual nivel de incidencia, que ronda los 500 casos, debería limitar también el aforo del metro y el bus al 30% y cerrar los espacios interiores de los bares. Aunque la última palabra la tendrían las autoridades de las respectivas comunidades autónomes.

En un intento de reducir el aforo de pasajeros, la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona ha garantizado que la red de metro, buses, tram y ferrocarriles seguirá ofreciendo el 100% de su capacidad a pesar del previsible descenso de la demanda con las nuevas restricciones a la movilidad dictadas por el Govern.

Documento

Borrador Sanidad

Borrador Sanidad

Tres umbrales

El sistema es mucho más complejo que el establecido por la anterior orden de Sanidad, que fijaba solo tres umbrales a partir de los cuales, siempre que se superaran todos, los municipios de más de 100.000 habitantes debían confinarse perimetralmente y adoptar otras restricciones, se ha hecho en Madrid. En el nuevo plan hay seis umbrales que miden el nivel de contagios y otros dos que fijan la situación hospitalaria. Es la combinación de todos o una parte de ellos lo que marca la situación de cada territorio.   

La norma para el peligro extremo (nivel de alerta cuatro) es que se superen dos de los indicadores de los contagios y uno de los referentes a la capacidad asistencial.  Una autonomía estaría en riesgo extremo, por ejemplo,  con una incidencia acumulada de más de 250 casos por 100.000 habitantes a 14 días, una positividad de los test superior el 15% y una ocupación de ucis por pacientes Covid mayor del 25%.  También bastaría con tener detectado el origen de los contagios en menos del 10% de los casos, superar una incidencia del 150 casos en mayores de 65 años y tener ocupadas más del 20% de los hospitales con enfermos de coronavirus.

En la situación más peligrosa, el borrador de Sanidad no depliega por el momento un marco de medidas muy precisas. Solo señala que deben seguirse "medidas excepcionales" que podrían incluir "la limitación de la movilidad de las personas, los cierres perimetrales u otras restricciones de movimientos". Además, se tendrían que adoptar las medidas contempladas en el nivel de alerta alto (3), estas sí, ya mucho más precisas: limitación de las reuniones a un máximo de seis personas, recomendación del teletrabajo, aforo en el transporte público al 30% y en comercios al 25%. Los bares y restaurantes sólo podrían abrir sus terrazas, con un aforo del 50% y separación de dos metros entre las diferentes mesas. Asimismo, se valoraría la "educación semipresencial de manera individualizada para cada centro y aula".

Actuaciones en el nivel 4

Según los indicadores propuestos por Sanidad, la Comunidad de Madrid, Aragón, Navarra, Castilla y León y  La Rioja, además de la ciudad autónoma de Ceuta, estarían en un nivel de riesgo extremo, aunque otras comunidades podrían tener a mucicipios concretos o áreas santitarias en esa situación. Respetando las competencias autonómicas, las administraciones regionales tendrían la última palabra sobre "qué medidas y cuándo aplicarlas". Todo ello "sin perjuicio de que el Ministerio de Sanidad pueda proponer recomendaciones", según el borrador del plan. 

Como puede comprobarse, no es necesario alcanzar el nivel de alerta máxima para tener que promover medidas drásticas que en la actualidad no se aplican en ningún territorio, como limitar el transporte público al 30% del aforo. Deberían hacerlo todas las poblaciones que se encontraran en riesgo alto. Sería el caso, por ejemplo, de las que superaran una incidencia superior a una incidencia de 150 casos, una positividad de más del 10% y una ocupación de ucis superior al 15%. También deberían cerrar todos los espacios interiores de los bares y reducir el espacio de los comercios a un 25%.

Medidas drásticas con el riesgo alto

Los objetivos de esta estrategia son el de proponer "indicadores básicos comunes al sistema nacional de salud que permitan realizar una evaluación en cada territorio, dirigida a detectar niveles de riesgo para la población". Y "establecer unos niveles de alerta que determinen unas actuaciones mínimas, proporcionales al nivel de riesgo de transmisión, adaptables según la situación y el contexto de cada territorio y que garanticen una coordinación suficiente entre comunidades".

Según fuentes de Sanidad, la propuesta se sigue trabajando con las autonomías y cuando esté lista será sometida a aprobación por parte del Consejo Interterritorial. La intención del Gobierno es llevarlo al que está previsto celebrar el próximo miércoles.