27 oct 2020

Ir a contenido

RETORNO A LAS AULAS TRAS EL CORONAVIRUS

La Generalitat contratará a 8.258 nuevos profesionales para el curso 2020-2021

Del total, 6.982 llegan gracias al presupuesto extra para afrontar la adaptación a la crisis de la covid-19

5.417 incorporaciones son de personal docente y el resto de atención educativa, monitores y administración

Toni Sust

Alumnos de Bachillerato, estudiando sus asignaturas.

Alumnos de Bachillerato, estudiando sus asignaturas. / JULIO CARBÓ

El Gobierno catalán redoblará su apuesta por el personal para afrontar el curso 2020-2021 y su especial naturaleza, en el contexto de los efectos de la crisis del coronavirus. El conseller de Educació, Josep Bargalló, ha anunciado este martes que la Generalitat contratará para el próximo curso a 8.258 profesionales. 

De ese total, la contratación de 1.276 personas ya estaba prevista en función del presupuesto del departamento para el 2020 y otras 6.982 llegan gracias a la ampliación de las cuentas a la que se dio luz verde para afrontar la crisis de la covid-19. De los 8.258 nuevos profesionales, 5.417 corresponden a personal docente; 1.265, a personal de atención educativa; 1.239, a monitores, y 337 a personal de administración y servicios.

Los 1.276 contratados por el presupuesto para el 2020 seguirán en el curso 2021-2022; el resto, está por ver

La operación responde a que el inicio del próximo curso será novedoso en tanto que los alumnos vienen de pasar meses sin estudiar en las aulas, con las dificultades añadidas que eso puede suponer. El nuevo personal no se repartirá linealmente entre los centros, sino que se privilegiará su presencia esencialmente en dos grupos: los que tengan mayor ratio -número de alumnos por docente- y los de alta complejidad, en los que se encuentran los alumnos con mayor riesgo de vulnerabilidad.  Los centros que reciban a nuevo personal podrán elegir entre separar a los alumnos en grupos o que dispongan de dos profesores en lugar de uno.

Los centros tendrán en las próximas horas la información de las nuevas incorporaciones y del calendario según el cual se producirán. Bargalló ha precisado que la ampliación afectará a centros de educación infantil, de primaria, de secundaria obligatoria, de bachillerato y de formación profesional públicos y a la parte concertada de otros centros. El personal provendrá de la bolsa de interinos.

Un curso como mínimo

Sobre si las contrataciones se consolidarán y por lo tanto seguirán vigentes en el curso 2021-2022, Bargalló ha diferenciado entre las ya contempladas antes de la crisis del coronavirus y las posteriores: ha afirmado que en el caso de las 1.276 personas que se ficharán en función del presupuesto para el 2020 la continuidad está asegurada, y que en cambio en el del resto está por ver: “Cuando tengamos el presupuesto para el 2021 lo podré asegurar”. Lo que sí está claro es que todos los nuevos contratados lo estarán como mínimo entre septiembre próximo y el 1 de agosto del 2021, aunque la pandemia acabase a medio curso, algo, ha resaltado Bargalló, que se acordó en la negociación con los sindicatos. 

El nuevo personal estará contratado a tiempo completo con la excepción de los monitores de acompañamiento en tiempo no lectivo y de los monitores de mediodía, si bien por ejemplo en este últimos caso si se amplia el número de turnos de comedor lo haría también su jornada.

Los nuevos irán de forma preferente a centros de alta complejidad y con ratios elevadas

El titular de Educació ha destacado que no existen precedentes de un volumen de incorporación de personal similar: “Nunca antes el departamento había contratado para un curso a tanto personal añadido, que por primera vez incluye perfiles profesionales muy distintos al del docente tradicional. Por un lado, se nos pedía desde la comunidad educativa y por otro el confinamiento hacía necesarios. Son nuevas contrataciones que no están destinadas a responder a la emergencia sanitaria sino también a la voluntad de mejora del sistema educativo que la comunidad reclamaba".

Crisis económica

“En septiembre nos encontraremos con una crisis económica grave, la caída del PIB más importante de nuestra historia moderna. Por primera vez, el departamento de Educació verá como en plena crisis su presupuesto no se reduce sino que aumenta. Por primera vez la respuesta del Govern será dar más oportunidades para actuaciones de emergencia, contundentes, con el fin de afrontar una crisis económica, social y que podría ser también educativa: tenemos que actuar para que no sea así”, ha declarado el conseller. Educació no descarta más contrataciones en septiembre.

Temas Coronavirus