09 ago 2020

Ir a contenido

para frenar los rebrotes

Salut obligará a llevar siempre mascarilla para combatir la "relajación"

La protección deberá usarse haya o no haya distancia de seguridad

La decisión se toma para "corregir ciertas actitudes" de los ciudadanos, explica el Govern

Daniel G. Sastre

Jóvenes paseando por el Carrer Major, de Lleida, con mascarilla.

Jóvenes paseando por el Carrer Major, de Lleida, con mascarilla. / JORDI V POU

Guardar la distancia de seguridad de un metro y medio en espacios abiertos ya no será suficiente para no llevar mascarilla en Catalunya. La Generalitat ampliará en las próximas horas el uso de esa protección para obligar a llevarla en todas las circunstancias salvo en el ámbito familiar, independientemente del espacio de separación que haya entre las personas. La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, propuso este martes que se impulse esta medida, y el Govern da por hecho que el Procicat (Pla Territorial de Protecció Civil de Catalunya) la aprobará en su reunión de este miércoles.

Tras el rebrote en Lleida, que ha obligado a confinar la comarca del Segrià, y el aumento de casos en otros lugares de Catalunya, el Govern ve "ciertas actitudes de relajación" de algunos ciudadanos que "deben corregirse". "Creemos que la obligatoriedad reforzará el uso de la mascarilla frente a estas situaciones", dijo la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó. Según ella, dejará de ser vigente la coletilla de que la mascarilla es obligatoria "siempre y cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad".

El Govern no esconde que la obligatoriedad de usar la mascarilla en espacios abiertos y cerrados persigue tanto poner una barrera a los contagios como mentalizar a la población. "Nos tocará convivir con el coronavirus los próximos meses. Hacemos un llamamiento a la corresponsabilidad: las medidas no pueden ser solo sanitarias. El virus sigue entre nosotros, se continúa propagando. Quizás hay que reforzar el uso de la mascarilla, y también la concienciación de todos. Creemos que haciendo obligatorio su uso garantizaremos que se emplee como se tiene que emplear", añadió la portavoz.

Sin concreciones

Las concreciones sobre el "endurecimiento" de la normativa sobre la mascarilla –por ejemplo, qué pasará en playas o piscinas– se decidirán durante la reunión de este miércoles del Procicat. Por la mañana, en una entrevista en RAC-1,  la 'consellera' Vergés había anuncido que compartiría su propuesta con resto de 'consellers' y pediría que se establezca en una resolución, cuyo incumplimiento llevaría a la imposición de sanciones.

"Queremos introducir este mecanismo de protección como norma general en todas partes, se pueda mantener distancia o no se pueda mantener distancia", dijo Vergés, que por otra parte prevé en los próximos días un aumento importante de casos de coronavirus en el Segrià, donde la situación es "delicada"."Cuando la tendencia es creciente esto no se tumba en dos días, y por tanto hemos de esperar un crecimiento de casos importante", afirmó la 'consellera'.

Vergés insistió en la importancia de introducir la obligatoriedad de las mascarillas "como norma general en todas partes, y solo quitártela cuando estás con los convivientes", o en situaciones en las que se ha demostrado su incompatibilidad, como cuando se hace deporte. "La misma obligación que hemos puesto en Lleida sobre las mascarillas la tenemos que poner en todo el país", aseguró Vergés.

Disminuir riesgos

"Creemos que debemos dar este paso en todo el país no porque estemos peor en Catalunya", sino por "el comportamiento que tenemos como sociedad, en los riesgos que asumimos; comienza a haber mucha más movilidad, más movimiento de gente, gente que vendrá a pasar las vacaciones... por tanto, para disminuir los riesgos, es importante tomar estas medidas", subrayó Vergés.

Pero la Generalitat también ha buscado otras armas en la lucha contra la pandemia. Una de ellas, el sistema de rastreo de posibles infectados, está en entredicho. La portavoz del Govern admitió este martes que quieren replantear ese procedimiento, aunque el polémico contrato con Ferrovial para externalizar un call center con el fin de seguir la pista a los contactos de los contagiados sigue "vigente". Salut está intentando "revertir" el acuerdo con esa empresa. La constructora, implicada en el 'caso Palau', presta este servicio a cambio de 17 millones de euros.

Replantear la contratación de Ferrovial

Ahora, tras el rebrote en Lleida, el Govern abre la puerta a estudiar de nuevo el sistema de rastreo: "Cuando tengamos todo este sistema replanteado, que pasa por ver cómo se sustituye el call center [de Ferrovial], se tendrá que replantear todo este escenario, para ver si hay una manera más eficiente y efectiva", afirmó la portavoz de la Generalitat.