25 oct 2020

Ir a contenido

cerco a covid-19

Francia confía en producir el próximo año 1.000 millones de dosis de una vacuna efectiva

La farmacéutica Sanofi está desarrollando, con los laboratorios GlaxoSmithKline Plc de Gran Bretaña, un antídoto para vencer al coronavirus que podría estar aprobado para el primer semestre de 2021

Reuters

Trabajos en busca de una vacuna para el coronavirus en un laboratorio.

Trabajos en busca de una vacuna para el coronavirus en un laboratorio. / DIEGO AZUBEL (EFE)

El fabricante francés de medicamentos Sanofi SA aseguró este martes que espera obtener la aprobación de la potencial vacuna covid-19, que está desarrollando con GlaxoSmithKline Plc de Gran Bretaña, para el primer semestre del próximo año, más rápido de lo previsto y confía en ser capaz de producir 1.000 millones de dosis al año.

Sanofi y GSK habían avanzado en abril que la vacuna, de ser exitosa, estaría disponible en la segunda mitad de 2021. "Nos estamos guiando por nuestro diálogo con las autoridades reguladoras", explicó el jefe de investigación de Sanofi, John Reed. 

Actualmente no hay vacunas para prevenir el coronavirus que ha infectado a más de nueve millones de personas y ha matado a más de 469.000 en todo el mundo, y solo un par de medicamentos han demostrado beneficios en pacientes hospitalizados con covid-19 en ensayos clínicos.

Muchos fabricantes de medicamentos están compitiendo para encontrar una vacuna segura y efectiva que pueda producirse a gran escala.

Moderna Inc, la Universidad de Oxford en colaboración con AstraZeneca Plc, y una alianza de BioNTech y Pfizer Inc acapararon los titulares trasladándose sus prototipos a ensayos en humanos a principios de marzo. El presidente ejecutivo de Sanofi, Paul Hudson, advirtió que los primeros en la carrera ahora no estaban seguros de obtener la victoria.

"Hay compañías que se mueven más rápido, pero seamos brutalmente claros, la velocidad tiene tres desventajas", subrayó sobre la competencia. "Están utilizando el trabajo existente, en muchos casos realizado para el SARS; es probable que no sea tan eficaz; y no hay garantía sobre el suministro en grandes volúmenes", dijo Hudson. La probabilidad de éxito para Sanofi es "mayor que cualquier otra empresa", garantizó el CEO.

Otro proyecto del grupo francés, desarrollado con la compañía estadounidense Translate Bio Inc, se basa en una tecnología diferente conocida como ARNm, similar al enfoque de Moderna. Los ensayos clínicos de la vacuna desarrollada con GSK, descrita como una vacuna recombinante debido al uso del adyuvante de refuerzo de GSK, comenzarán en septiembre. Los ensayos de la vacuna candidata a ARNm deberían comenzar alrededor de fin de año, según la compañía.

Sanofi insistió en que tenía capacidad para producir hasta mil millones de dosis al año de su vacuna recombinante, y que podría suministrar hasta 360 millones de dosis de su vacuna de ARNm anualmente. 

En abril, Sanofi aseguró que tenía una capacidad de fabricación de 600 millones de dosis para su vacuna recombinante, con la ambición de duplicar la producción a mediados de 2021. La compañía también dijo que ampliaría su colaboración con Translate Bio en el desarrollo de vacunas, en un acuerdo que otorgará al grupo estadounidense 425 millones de dólares en pagos por adelantado.