31 may 2020

Ir a contenido

pandemia del covid-19

El Ministerio de Sanidad y Madrid abordan la tercera petición de pasar a Fase 1 de desescalada

La reunión se produce tras decidir la Comunidad de recurrir al Supremo las anteriores dos negativas

El Periódico / Agencias

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, durante un acto de homenaje a los ’héroes del coronavirus’ celebrado en la Puerta del Sol el 2 de mayo.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, durante un acto de homenaje a los ’héroes del coronavirus’ celebrado en la Puerta del Sol el 2 de mayo. / EUROPA PRESS / JOAQUÍN CORCHERO

El Ministerio de Sanidad y la Comunidad de Madrid se reúnen este jueves para abordar la tercera solicitud del Ejecutivo regional para acceder a la primera fase de desescalada, que ha decidido llevar al Tribunal Supremo las dos negativas anteriores.

La Consejería de Sanidad defiende que Madrid cumple con los parámetros fijados por el Ejecutivo central en cuanto a capacidad asistencial, indicadores sanitarios con descenso de incidencia del coronavirus y en lo relativo a la red de detección y vigilancia de nuevos casos.

Junto a los planes de flexibilidad en los hospitales, Madrid subraya en su capacidad diagnóstica que se puede incrementar hasta 15.000 pruebas PCR e incluso hasta 20.000, algo requerido por el Ministerio. En Primaria, uno de los aspectos que el Ejecutivo pedía consolidar y que está en fase de transformación, se realizan 1.300 pruebas diarias pero Sanidad prevé llegar hasta las 5.000 junto con el apoyo del SUMMA.

En materia de refuerzo, la Comunidad de Madrid ha avanzado que automáticamente se renovarán más de 10.000 contratos de refuerzo. Así, en Primaria la cifra será de 650 efectivos y en Salud Pública, el departamento en el que se ubican los denominados rastreadores, es de 175, con posibilidad de llegar a los 400 en función de la evolución de la pandemia.

Por su parte, la semana pasada el Ministerio remitió un informe rubricado por su Dirección de Salud Pública en el que se recogía varios aspectos por el que Madrid debía seguir en la fase cero. Concretamente, aludía a que su capacidad de realización de pruebas PCR estaba "al límite", aprecia que la Comunidad no aportaba "aspectos claves" sobre los tiempos de disponibilidad de la información recopilada en su sistema de vigilancia ante el Covid-19, que debía además consolidar en Atención Primaria, y entendía que no aporta detalles de refuerzo del personal necesario.

Recurso ante el Supremo

El Ejecutivo autonómico va a interponer un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo contra la decisión del Ministerio de denegar a la autonomía el paso a la fase 1 de la desescalada en estas dos ocasiones.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, dio cuento de ello en un Consejo de Gobierno reunido con carácter extraordinario. Desde la Comunidad consideran que la resolución adoptada "no obedece a criterios técnicos aplicados de forma homogénea a todo el territorio".

La presidenta madrileña ya avanzó este fin de semana que el Ejecutivo no descartaba actuaciones legales si no se hacían públicos los criterios y las personas que tomaban las decisiones, tras el segundo rechazo la semana pasada.