28 sep 2020

Ir a contenido

Epidemia de coronavirus

Un millón de test comprados por el Gobierno no sirven para el diagnóstico temprano

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica aclara en un documento que esos test detectan anticuerpos al menos cinco días después del contagio

El lunes llegaron en avión militar estas pruebas desde Shanghai, adquiridas por el Ejecutivo a una empresa diferente a la suministradora de otra partida de test que resultó inservible

Juan José Fernández

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la reunión del comité científico del covid-19, el pasado 21 de marzo.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la reunión del comité científico del covid-19, el pasado 21 de marzo. / EFE / POOL / J. M. CUADRADO

Los test de detección de coronavirus que el pasado lunes 30 de marzo llegaron en vuelo militar a España desde China no servirán para diagnóstico temprano, según un documento distribuido por la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, pues se basan en la búsqueda de anticuerpos y no del virus en sí.

El documento, adelantado por El País y titulado 'Reflexiones de SEIMC sobre el uso de la detección de antígenos y anticuerpos para diagnóstico de COVID-19', asegura que "los ensayos serológicos no se usan de forma rutinaria para el diagnóstico de COVID-19 debido a que, en la fase precoz de la enfermedad, durante los primeros 5-6 días de iniciarse la sintomatología la respuesta inmunitaria es escasa, con un tiempo medio a los 11 días".

Documento

Documento

Documento

Esos test se basan, efectivamente, en la búsqueda de esa respuesta inmunitaria, cuyo rastro son los anticuerpos. Los test más certeros y rápidos -aunque tardan cuatro horas en salir- son los que buscan antígenos mediante la detección de la PCR, o reacción en cadena de la polimerasa, que encuentran o descartan la presencia del virus en exudados de la faringe o la nariz. La otra modalidad, la serológica, consiste en la toma de una muestra de sangre en la que buscar anticuerpos generados por el organismo contra el coronavirus.

Los test adquiridos por el Gobierno son "en todo caso complementarios, no para un diagnóstico rápido", asevera un facultativo experto en análisis clínicos de la sanidad andaluza. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dicho algo parecido durante su comparecencia de este jueves ante la Comisión de Sanidad del Congreso: los test comprados "son un complemento adecuado" que se utilizará "en acciones de cribado de personas en hospitales y residencias de mayores", lugares "de prevalencia de la enfermedad alta".

El ministro ha explicado en la cámara baja que los "kits rápidos" serológicos "son un complemento" adquirido tras analizar más de 70 modelos presentes en "un mercado feroz". El millón de test que llegó el lunes tiene, según Illa, una sensibilidad del 80 por ciento "a partir de que la persona lleve siete o más días contagiada" y una menor, del 64 por ciento, "en las que acaban de empezar".

En un segundo turno de intervención, Illa ha asegurado que estos test que llegaron el lunes servirán, no para diagnóstico temprano, sino "para aumentar la capacidad de PCR que tenemos", después de confirmar que "los mejores test desde un punto de vista técnico son los que se denominan PCR", si bien todos estos kits "deben ser administrados por personal sanitario". Los que llegaron el lunes de Shanghai aún no se han repartido porque están "a la espera de certificación por el Instituto Carlos III".

Cuello de botella

Al tiempo que el ministro comunicaba estos detalles, el director del Centro de Alertas de Sanidad, Fernando Simón, daba por validados los test de anticuerpos por el Carlos III. "Ya se tienen resultados y ahora es el momento de iniciar su uso de forma adecuada, puede ser en algunos casos para diagnósticos, pero al ser serologicos se detectan los anticuerpos con retraso y no se pueden usar en la fase inicial pero sí sirven en personas con varios días de evolución", ha dicho, informa Patricia Martín, en la rueda de prensa diaria de los portavoces del Comité Técnico de seguimiento de la epidemia.

Según el doctor Simón, los test comprados por el Gobierno "pueden ser utilizados en grupos específicos de interés que lleven unos días con infección para descartar o confirmar. Además se pueden usar para hacer los estudios poblacionales para comprobar el estado de la inmunidad comunitaria. No son perfectos pero bueno, para esos objetivos sirven, aunque en algunos casos hay que confirmar el resultado después con la PCR".

"Hay que hacer test masivos a todas las personas con síntomas", ha dicho el titular de la cartera de Sanidad. España, en su opinión, "está haciendo un número muy importante de test diarios PCR, entre 15.000 y 20.000. Pocos países hay que hagan más". Si no se hacen más cada día es por "un cuello de botella" que está en "el kit de extracción", ha informado a los diputados, antes de asegurar que la industria española , concretamente cuatro empresas ya en funcionamiento y otras tres en proceso de homologación, "en pocos días estará en condiciones de multiplicar por mucho la capacidad diaria" de esos kits.

En busca de inmunes

La búsqueda de anticuerpos sirve para confirmar el contagio en casos de enfermos que ya presentan síntomas, o para aseverar que una persona asintomática ha pasado ya la enfermedad. En un futuro pueden tener utilidad sobre todo para la búsqueda de individuos ya inmunizados, y así lo ha confirmado Illa este jueves en el Congreso.

Estos test comprados en China,y que llegaron en vuelo del Ejército desde Shanghai, sirven también, según la SEIMC para la detección en el personal sanitario "a aquellos que ya están inmunes y puedan vover al trabajo para atender a pacientes infectados, minimizando el riesgo de propagación del virus a colegas y otros pacientes".

En ningún apartado del documento de la SEIMC se refiere utilidad alguna del kit serológico para la realización de diagnósticos tempranos de Covid-19.

El documento fue terminado por la SEIMC el pasado 30 de marzo, al mismo tiempo que volaba hacia España el cargamento de Shanghai. La reflexión de esta sociedad médica no alude a la compra del Gobierno, sino, en general, a los test basados en detección de anticuerpos.

No comprar sin evaluar

La Seimc señala en su documento que hay en el mercado muchos más test de detección de anticuerpos que los, más complejos, de antígenos, "por la mayor facilidad que tiene su preparación". Dada la "ingente" cantidad de kits disponibles, no todos útiles, la sociedad científica recomienda textualmente "NO comprar un kit de detección de antígeno o anticuerpos sin antes evaluarlo y probarlo en una población que represente aquella en la que se va a utilizar en la vida real".

Una compra anterior del Gobierno en China, de 640.000 test a la empresa Bioeasy, resultó fallida y con devolución de los kits que ya habían llegado, cerca de 50.000, y de todos los adquiridos. La razón era su baja sensibilidad, del 30% cuando se necesita un 80%.

 

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

El Ejecutivo ha pedido a la misma empresa, sometida a una investigación gubernamental en China, otra partida millonaria de test más sensibles, esta vez basados en una detección de la PCR bajo fluorescencia. Sobre este otro método, la SEIMC advierte también en su documento: "Los ensayos que presentan una mayor sensibilidad son aquellos con detección fluorimétrica por lo que requieren un aparato de detección, lo que disminuye mucho el ritmo de muestras a estudiar y además el ensayo se debe realizar lo más rápidamente posible pues puede existir una cierta inestabilidad del antígeno".