01 nov 2020

Ir a contenido

LAVARSE LAS MANOS Y CAMBIARSE DE ROPA

Coronavirus: guía rápida para una compra segura

Estar poco tiempo, mantener la distancia de seguridad y coger la fruta con guantes son algunas de las premisas

Olga Pereda

Una mujer hace la compra en un supermercado de Madrid

Una mujer hace la compra en un supermercado de Madrid / DAVID CASTRO

El actual estado de emergencia permite salir de casa -el tiempo mínimo imprescindible- para comprar alimentos. No se debe ir acompañado, a no ser que se trate de una persona dependiente. Estas son algunas reglas básicas para comprar en tiempos de coronavirus. Muchas de ellas, sin embargo, eran ya recomendables antes de que el Covid-19 apareciera en nuestras vidas.

El sentido común indica que las personas mayores -que son las que corren más riesgo por la nueva enfermedad- hagan la compra 'online'. Si ellos no se aclaran pueden hacerla cualquiera de sus familiares. El consejo digital (prácticamente exigencia) se extiende a cualquier persona que tenga síntomas del Covid-19: fiebre, tos, dificultad para respirar… La saturación está haciendo, sin embargo, que la compra 'online' no sea una opción válida si tienes prisa. Muchos establecimiento están advirtiendo de que el colpaso implica tardanza en los pedidos, cuando no la suspensión del reparto en determinadas zonas de manera temporal. "No saturemos más el sistema. Solo deberíamos hacer la compra de esta manera si, de verdad, lo necesitamos. Seamos responsables", advierte Gemma del Caño, farmacéutica y experta en los secretos de la industria alimentaria que ha forjado su reputación divulgando y desmintiendo bulos. La cuenta de Twitter de la científica es imprescindible para seguir la batalla contra el coronavirus. "Que nos dejen la compra en la entrada y si tenemos que firmar un papel, que sea con un boli nuestro. Si es firma digital, podemos agarrar el boli con un pañuelo de usar y tirar, añade.

No toques los carros del local

Si no tienes síntomas y necesitas comprar alimentos, adelante. Antes de salir de casa, coge tus propias bolsas o carro (los carritos y las cestas de los establecimientos los ha tocado demasiada gente y no son una opción segura). "No hace falta que lleves guantes y mascarilla. Pero los guantes -como se debe hacer siempre haya o no coronavirus- póntelos antes de coger verduras y frutas no envasadas. Los guantes son para que nosotros no contagiemos. pero que no nos den falsa sensación de seguridad. No debemos tocarnos la cara con ellos, es muy importante", afirma Del Caño.

Antes de salir de casa, recuerda que la ropa de la calle -incluidos los zapatos- no debe ser la misma que la de casa, una advertencia no solo para los tiempos del Coronavirus. Más importante es lavarse las manos, desde luego. Fernando Simón, responsable del sistema de alertas sanitarias del ministerio de Sanidad, acaba de explicar en su comparecencia que cambiarse de zapatos o ropa no es un asunto vital para luchar contra la nueva enfermedad. Pero el hecho de que los zapatos de calle pisen cuanto menos el suelo de nuestros hogares y que no nos tumbemos en el sofá con los pantalones con los que hemos salido es una recomendación general para maximizar la higiene en el hogar frente a todo tipo de microorganismos y debería ser hábito diario. 

 

'Coronavirus hoy'

  

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

  

Muchos supermercados están haciendo lo que deberían hacer siempre: recordar por megafonía la necesidad de escoger la fruta y la verdura fresca con guantes. Sin embargo, también se ve otra estampa: personas con mascarilla que cogen coliflores sin guantes. Todo mal.

Distancia de seguridad

Del Caño recuerda la necesidad de no tocarse la cara con las propias manos y mantener la distancia de seguridad (mínimo un metro y medio) con otros compradores y personal del establecimiento, algo muy importante en las colas de espera para pagar. Estamos viendo que cajeros y cajeras llevan mascarilla y guantes, una protección útil pero que no sirve de nada si no se los cambian o se tocan la cara con ellos. Todos los expertos recuerdan lo mismo: a la hora de pagar, mejor hacerlo con tarjeta porque monedas y billetes son un nido de microorganismos.

Al llegar a casa, y una vez lavadas a conciencia las manos con agua caliente y jabón, hay que hacer lo de siempre: no colocar las bolsas en la encimera  de la cocina sino sacar los productos y guardarlos. La fruta y la verdura fresca hay que lavarla con un buen chorro de agua, algo que jamás hay que hacer con otros alimentos como huevos (mejor meterlos en la nevera directamente en su envase) o el pollo (basta con cocinarlo muy bien), como explica Miguel Angel Lurueña, doctor en Ciencia y Tecnología de Alimentos, divulgador y responsable de la web gominolasdepetroleo.com.

Virus respiratorio, no estomacal

El Covid-19 es un virus respiratorio, no estomacal. "No se trasmite por los alimentos", puntualiza Del Caño. El problema está cuando esos alimentos son manipulados por personas porque sí se trasmite por ese contacto. Según la Organización Mundial de la Salud, el Covid-19 puede durar en superficies inanimadas varias horas en función de cómo sea esa superficie.

El tiempo de estar en el súper debe ser el mínimo posible para comprar lo necesario. Los locales recuerdan que no habrá problema de desabastecimiento y que los centros están manteniendo su horario habitual a pesar del Coronavirus.

Temas Coronavirus