27 sep 2020

Ir a contenido

EFECTOS DE LA EPIDEMIA

Toda Italia, confinada por el coronavirus

El primer ministro decreta una medida extraordinaria que entra en vigor este martes

Rossend Domènech

Italia limita los movimientos en todo el país por el coronavirus. En la foto, una parada de autobús en Roma. / AP / VÍDEO: EFE

El presidente del Gobierno Giuseppe Conte ha anunciado este lunes que "toda Italia se convierte en zona protegida", lo que en otros términos significa "zona roja", a causa del avance del covid-19 o coronavirus. Es decir, Italia entera pasa a estar en cuarentena.

Las normas decretadas el sábado para tres autonomías y 14 provincias del norte "se extiende a todo el país", ha asegurado. La afectación más importante que sufrirán los ciudadanos es que dichas normas contemplan explícitamente que "los traslados solo se permitirán por tres razones: para trabajar, por necesidad y por salud". Cualquier persona que se desplace mediante estas premisas deberá entregar un autocertificado cuya falsificación constituirá un delito penal.

Las escuelas y universidades permanecerán cerradas en todo el territorio nacional "hasta el tres de abril", es decir antes de las vacaciones de la Semana Santa, por lo que es muy probable que el periodo se amplíe hasta después de Pascua.

El decreto prevé prohibir los actos públicos, cerrar cines, teatros, gimnasios y discotecas hasta el 3 de abril. 

El decreto del Gobierno, que saldrá publicado este martes en el BOE italiano, prevé que se cancelen también todas las manifestaciones deportivas, así como misas y funerales. "No existe ninguna razón por la que puedan proseguir las manifestaciones deportivas", ha asegurado Conte.

"Nuestras costumbres deben cambiar ahora por el bien de nuestras personas queridas, nuestros padres y abuelos, lo tenemos que hacer inmediatamente", ha aseverado Conte. Usando una expresión o 'hashtag' puesto en voga en los dos últimos días por artistas y cantantes, el político ha añadido que las medidas tomadas "se pueden sintetizar en 'yomequedoencasa'".

El decreto prohíbe también cualquier tipo de reunión de personas, tanto en circunstancias públicas como privadas. Es decir, que se prohíben las asambleas de empresa, las asociaciones, los clubes, las comunidades de vecinos... y cualquier reunión que se asemeje. "Somos conscientes de cuan difícil va a ser cambiar nuestra costumbres", ha afirmado Conte, subrayando que entiende "a las famialias, a los jóvenes, aunque se trata de costumbres que con el tiempo podrán ser modificadas.

Decisión consensuada

La decisión tomada por el gobierno ha sido previamente consultada con todos los presidentes autonómicos y con el presidente de la República, Sergio Mattarella.

El decreto no contempla ninguna limitación de los transportes públicos, "para garantizar la continuidad del sistema productivo y permitir que las personas puedan ir a trabajar".

La ampliación a todo el país de las medidas previstas solo para el norte puede comportar, según indican las pruimeras evaluaciones, un aumento del déficit del 2,2% al 2,5%. El lunes por la tarde la bolsa de Milán, la peor de Europa, se cerró con pérdidas del 11%. Italia no debería tener problemas con la Unión Europea por un aumento del déficit, después de que desde Bruselas se informase que "se concederá la máxima flexibilidad posible".

Durante este martes, el Gobierno mantendrá conversaciones con los partidos de la oposición, que son conservadores y de derechas, para discutir las medidas económicas que el Ejecutivo está por tomar en los próximos días. "Es justo que los partidos de la opisición se impliquen, aunque la responsabilidad del gobierno es nuestra, pero nos encontramos todos en la misma barca", ha explicado Conte.

Las medidas contemplarán apoyos a las pymes, a los asalariados, a los autonómos y a otros sectores laborales. Se trata de un paquete económico de unos 7.500 millones de euros, que se suman a los 1.500 ya persupuestado con el primero de los decretos sobre la emergencia.

Otras medidas económicas

Este próximo decreto contemplará también aplazamientos del pago de impuestos, devoluciones del 100% de los gastos ya efectuados para participar en ferias nacionales e internacionales y formas de devolución indirecta de otros impuestos, que prácticamente se transformarán en créditos fiscales a favor de las empresas.

Desde el sábado, cuando el Gobierno limitó los desplazamiento en el norte de Italia, se estima que unas 7.000 personas han viajado repentinamente hacia el sur, o bien a segundas viviendas en otras partes del país, lo que ha provocado un aumento exponencial de los contagiados en el sur. Aquella zona había permanecidad hasta ahora casi indemne de contagios.

Hasta el lunes por la noche, según Protección Civil los contagiados ascendían a casi 8.000 (mil más en un solo día), los muertos eran más de 460 -de una media de edad de 81 años- y los que habían superado el coronavirus eran más de 720.