14 ago 2020

Ir a contenido

mercados

El Ibex 35 cae un 11,4% en una semana por el coronavirus

El indicador registra la cuarta peor semana de su historia por la incertidumbre sobre los efectos de la epidemia

Líneas aéreas y el sector turístico, principales damnificados en los mercados por la expansión del coronaviurs

Max Jiménez Botías/ Pablo Allendesalzar

Calendario en el interior de la Bolsa. / VÍDEO: EUROPA PRESS

Si se trata de récords bursátiles, el Ibex 35 ha acumulado algunos esta semana de expansión internacional del coronavirus. La bolsa española ha sido una de las mayores damnificadas por la incertidumbre económica que genera el brote y ha cedido en cinco días un 11,7% de su valor. Es decir unos 50.000 millones de euros. Este viernes ha cerrado en 8.723 puntos, exactamente 1.129 puntos por debajo del pasado 21 de febrero. En esta jornada ha elevado sus pérdidas al 2,93%, arrastrada, como el resto de 'parquets' europeos por la apertura bajista de Wall Street, ante el pánico que sigue despertando entre los inversores la rápida expansión del coronavirus y las consecuencias económicas que pueda tener a nivel mundial. En el mercado de Nueva York, el Dow Jones ha abierto con descensos por encima del 2,5%, en línea con las fuertes pérdidas registradas en la víspera. El mercado español se acerca a los mínimos de agosto, cuando descendió hasta lo 8.423 puntos. el mercado español acumula así la cuarta peor semana de su historia.

No ha sido el único mercado que no puede contener los descensos. Los parqués europeos también han abierto con una fuerte tendencia a la baja, aunque a media sesión moderan sus pérdidas entre el 0,92% del CAC 40 de París y el 2,7% del MIB de Milán

No ha ayudado a calmar los ánimos en la bolsa española que IAG, el consorcio que agrupa a aerolíneas como Iberia, Vueling y British Airways, adviritera al presentar sus resultados que la expansión del coronavirus puede afectar a sus beneficios.  Se suma así a las pesimistas noticias procedentes del sector aéreo. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) ha destacado una disminución de ingresos de 29.300 millones de dólares (27.150 millones de euros) en todo el sector en el 2020 por el brote, con el grueso de esa cifra achacable a las compañías radicadas en Asia-Pacífico y muy especialmente a China. Como las compañías aéreas, los valores relacionados con el sector turístico --compañías hoteleras principalmente--, como Meliá, se han resentido particularmente: en esta fatídica semana para los mercados ha perdido un 14% de su valor.

Efecto en la renta fija

Pero, la crisis económica del coronavirus, especialmente a partir de su propagación a Italia, ha tenido un efecto claro en el mercado de renta fija, y ha situado la rentabilidad del bono a 10 años por debajo del tipo de interés oficial de la Reserva Federal (-1,5%-1,75%), circunstancia también observada en agosto de 2019, ante el repunte de las tensiones comerciales entre EEUU y China. Así, la TIR del bono a 10 años ha alcanzado esta semana su mínimo histórico, en 1,19%, 0,73 puntos porcentuales inferior a su nivel de comienzos de año (1,92%), destaca Singular Bank.

Los mercados financieros globales han experimentado su peor semana desde la crisis financiera, ante la propagación de la crisis sanitaria del coronavirus a más de 50 países. La tendencia alcista observada desde comienzo de año se ha revertido, se ha desvanecido tras la aparición del brote en Italia. Así, las bolsas mundiales se enfrenta a ventas generalizadas, no sólo por el aumento de la incertidumbre, sino también por su potencial impacto sobre los beneficios empresariales, el empleo y el crecimiento a nivel global, explica la entidad financiera.

Efecto estacional

Pese a las fuertes caídas de los mercados, algunos expertos apuntan a un efecto temporal en los 'parquets'. "Es un diente de sierra más, de los que cada año se producen dos o tres. Ha habido muchos en los últimos 20 años", afirma Jaume Puig, director general de la gestora de GVC Gaesco. "Hasta ahora la caída de los mercados ha llegado a la mitad de los dientes de sierra. La estrategia de inversión es comprar mientras todavía sea noticia, cuando deje de serlo ya será muy tarde", ha agregado el analista. Algunos expertos destacan que es importante discernir si estamos ante la amenaza de una pandemia o ante una pandemia real. Si se trata del primer caso, "los efectos serán solo estacionales: viajes que no se podrán hacer ahora, pero sí en dos meses", agrega Puig. Otra cosa es que la amenza se corporice.

Entre los efectos estacionales se encuentra la evolución del petróleo. El barril de petróleo Brent baja este viernes en el mercado de futuros de Londres y cotiza por debajo de los 50 dólares por el temor de los inversores al impacto del coronavirus en la demanda global. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en abril se cambió a 50,6 dólares a las 7.09 GMT, un 3,02 % menos que al cierre anterior y una caída del 15,6 % respecto al 20 de febrero, cuando cotizó a 60 dólares.

En este sentido, cabe mencionar que Arabia Saudita está presionando para hacer un recorte sustancial en la producción de petróleo cuando la OPEP y sus aliados se reúnan la próxima semana, mientras los productores mundiales de energía se apresuran a responder al brote de coronavirus que ha paralizado la demanda. De hecho está pidiendo,  incluida Rusia, que se suscriban a un recorte de producción colectiva de un millón de barriles adicionales por día.