17 feb 2020

Ir a contenido

AUMENTA LA CALIDAD DEL AGUA

El Parque Fluvial del Besòs reabrirá este miércoles tras mejorar la contaminación del río

Efe

Deportistas en el Parque Fluvial del Besòs, en agosto del 2003.

Deportistas en el Parque Fluvial del Besòs, en agosto del 2003. / Joan Cortadellas

La Diputación de Barcelona reabrirá este miércoles los accesos al Parque Fluvial del Besòs, el espacio de ocio y paseo del tramo final del río, cerrado desde el pasado jueves a causa de los vertidos a las aguas del río Besòs por el incendio de una planta de reciclaje de disolventes en Montornès del Vallès.

La Diputación ha recibido este martes el informe de la Agencia Catalana del Agua (ACA) en el que indica que la calidad de las aguas ha mejorado porque se han evaporado buena parte de los disolventes que contaminaron el río a raíz del incendio.

El organismo provincial ha informado de que el parque abrirá en su horario habitual de otoño, de 10 a 18 horas, después de que la Agencia Catalana del Agua ha certificado una mejora de la calidad del agua tras llevar a cabo diversas inspecciones en la zona.

El Parque Fluvial del Besòs es un espacio público ubicado en los últimos 9 kilómetros de cauce del río Besòs, desde la confluencia con el río Ripoll hasta la desembocadura en el mar Mediterráneo.

115 hectáreas

Con una superficie total de 115 hectáreas, es uno de los espacios verdes más importantes de la región metropolitana de Barcelona, sobre todo si se tiene en cuenta su ubicación formando parte del continuo urbano de las ciudades de Barcelona, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs y Montcada i Reixac.

La Diputación de Barcelona tiene encomendada la gestión de este Parque Fluvial del Besòs, que lleva a cabo mediante el equipo de la Oficina Técnica de Acción Territorial del Área de Espacios Naturales.

Esta gestión incluye velar por el cumplimiento de las normas de uso con el apoyo del servicio de control del uso público y el mantenimiento integral del espacio y de sus instalaciones en todo su ámbito.