Ir a contenido

Temporal de lluvias

Gota fría: el temporal remite, aunque persistirá la inestabilidad

Continúa la búsqueda del ciudadano holandés que desapareció al caer a una acequia el domingo

Cerca de 500 personas siguen en albergues y varias poblaciones siguen sin electricidad ni agua corriente

Nacho Herrero

Los coches se acumulan junto a la carretera tras el temporal que azota el sureste peninsular.

Mientras el agua empieza poco a poco a dejar paso al barro, las zonas del sureste peninsular más afectadas por la gota fría o DANA ('Depresión aislada en niveles altos') empiezan a evaluar los cuatiosos daños que ha provocado un temporal que se ha cobrado ya seis vidas y puede que una séptima, pues continúa desaparecido un hombre que cayó a una acequia en la comarca alicantina de la Vega Baja, la zona más castigada.

Se trata de un ciudadano holandés de 66 años que cayó a una acequía en el pueblo de Dolores y que se vio arrastrado por la fuerza del agua. Un helicóptero, equipos terrestes con perros expertos en este tipo de situaciones y buzos (pues la acequia acaba en una canalización subterránea) participan en una búsqueda a contrarreloj. "El pronóstico es malo", admitió Juan Carlos Fulgencio, el delegado del gobierno en la Comunitat Valenciana.

En la zona aún hay más de veinte carreteras cortadas y otras, como la muy transitada N-332, continuaron abiertas pese a que en puntos como el que hay entre Guardamar del Segura y San Fulgencio, el agua pasaba de un lado a otro de la vía. En algunas casas de esta última localidad el agua seguía traspasando las plantas bajas de las casas. Sólo por parte de la UME, cuatro equipos se dedicaron exclusivamente al achique entre Rojales y Benijofar

El mal estado de las carreteras fue una de las causas de que 20.000 estudiantes de esta comarca continuaran sin clase al igual que otros cientos en la Región de Murcia.

Entre ambas zonas, más de 500 personas continúan en albergues ante la imposibilidad de regresar a sus casas y las fuerzas de seguridad continuaron realizando rescates de personas aisladas por el agua. Igualmente se repartieron agua y alimentos en canoas y motos de agua para aquellos que prefirieron quedarse en sus domicilios sin que hubiera peligro para ellos. En pueblos como Almoradí continúan sin agua potable y volvieron a hacer uso de camiones cuba para repartirla.

Segura, desbordado

En los alrededores de esta operarios militares y civiles consiguieron taponar a primera hora de la tarde una de las motas del río Segura que se había roto. Fueron varios los tramos tanto en Alicante como en Murcia en los que se produjeron brechas que anegaron las inmediaciones y que hubo que ir reparando.

Además de la localización del desaparecido, el reestablecimiento de los suministros es la prioridad. "Una vez se han salvado vidas, ahora hay que restablecer los suministros de agua, luz y telefonía; en algunos casos se hará de forma conjunta y en otros será un poco más complicado porque quizá haya que sustituir repetidores o transformadores", explicó José María Ángel, responsable de Emergencias de la Generalitat.

Algunas poblaciones han puesto ya en marcha oficinas para poder evaluar las pérdidas y tramitar las ayudas mediante el Consorcio de Compensación de Seguros. El Consell valenciano aprobará el viernes el decreto que regulará las ayudas. Varias pequeñas empresas de la Vega Baja temen tener que echar el cierre definitivamente.

En el campo, la Unió de Llauradors aventuró que las pérdidas sólo en esta comarca son de 167 millones de euros y que la cosecha de hortalizas se ha perdido por completo. En la Región de Murcia creen que sólo reparar las carreteras costará más de 25 millones.

El temporal, al centro

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobrevoló Almería y visitó Almansa, otras dos de las zonas afectadas por un temporal que se desplazó hacia el centro peninsular y causó estragos en la Comunidad de Madrid, especialmente en poblaciones como Arganda del Rey, Villar del Olmo o Nuevo Baztan.

La gota fría seguirá este martes dejando lluvias y tormentas más débiles que las que se registraron en el área mediterránea la semana pasada, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología.

Cantabria, León, Palencia,Zamora, Lugo, Ourense y Asturias estarán en riesgo amarillo por lluvias y tormentas que podrán acumular hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora.

Temas: Temporales