29 feb 2020

Ir a contenido

La seguridad viaria

Trànsit alerta del aumento de muertos en carretera, sobre todo este julio

En lo que va de año han fallecido 93 personas en Catalunya, cuatro más que el mismo periodo del 2018

Óscar Hernández

Un accidente con cinco víctimas mortales registrado el pasado febrero en Utrera (Sevilla).

Un accidente con cinco víctimas mortales registrado el pasado febrero en Utrera (Sevilla). / EFE / RAÚL CARO

El director del Servei Català de Tránsit (SCT), Juli Gendrau, ha alertado este viernes sobre el incremento este verano de las víctimas de tráfico en las carreteras catalanes y especialmente este mes. El objetivo es concienciar a los 525.000 automovilistas que  saldrán este fin de semana del área metropolitana de Barcelona hacia destinos vacacionales.

En lo que va de año han muerto ya 93 personas en accidentes de tráfico en vías interurbanas, cuatro más que en el mismo periodo del 2018. Especialmente dramáticos han sido los últimos diez días de julio, que se han cobrado siete víctimas mortales, de las que más de la mitad, cuatro,son motoristas.

Motoristas temerarios

Gendrau ha advertido también del riesgo de accidente para los conductores de los vehículos de dos ruedas. «Esta semana hemos realizado una campaña especial de vigilancia de motoristas y hemos impuesto 319 denuncias por infracciones graves como circular en zigzag, realizar adelantamientos indebidos y peligrosos, y circular con una velocidad excesiva», ha explicado el máximo responsable del SCT.

Gendrau también ha contado que uno de cada cuatro muertos en accidentes se han producido por distracciones en la conducción, como la de consultar el móvil. Y que más de la mitad de los siniestros graves se producen siempre de viernes a domingo. «Los fines de semana son momentos de máxima alerta y tenemos que quitarnos de la cabeza la idea de que ‘eso a mí no me va a pasar’. Queremos que todos vuelvan a casa después de las vacaciones», ha afirmado Gendrau.

Entre las medidas para conseguirlo, recomienda a los conductores que revisen el estado de su vehículo, que se abstengan de tomar alcohol u otras drogas y que planifiquen bien la ruta antes de ponerse al volante. «Hay que evitar consultar el GPS cuando ya se está circulando», ha señalado. Al SCT también le preocupa que un 10% de las víctimas mortales no llevaran puesto el cinturón de seguridad.