Ir a contenido

lacra en españa

Solo una de las 17 víctimas de la violencia machista de este año había denunciado malos tratos

Una mujer asesinada en Canarias eleva a 992 las muertes en España desde el 2003

La vicepresidenta Calvo recomienda a las maltratadas que, al menos, informen a los servicios sociales

El Periódico

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, en una atención a los medios de comunicación.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, en una atención a los medios de comunicación. / EFE / RODRIGO JIMÉNEZ

Solo una de las 17 mujeres que han muerto asesinadas este 2019 a manos de sus parejas o exparejas habían presentado denuncia por malos tratos. Por eso, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha pedido este viernes a las mujeres que los sufren que vayan a los servicios sociales a contar que sufren violencia de género, "el problema más grave que existe en España", ha subrayado la númjero dos del Gobierno. Calvo ha pedido a la ultraderecha que no "diluya" ese concepto.

Calvo se ha referido de este modo al último asesinato de una mujer de nacionalidad sueca en Las Palmas de Gran Canarias, cuyo marido ha sido detenido, y que si se confirmara el crimen machista sería la víctima 17 de este año y la 992 desde que en el 2003 se empezaron a contabilizar en España. "Pedir que vayan a una comisaria es mucho para mujeres que a veces intentan saber lo que les pasa", ha dicho Calvo, pero ha recordado que pueden acudir a los Servicios Sociales de los ayuntamientos para hablar con un especialista. "Lo que queremos es que denuncien", ha agregado en una entrevista en la Cadena SER.

Para Calvo, cada asesinato machista "da la medida de la tragedia" de lo que es la violencia de género, "el problema más grave en la agenda de este país". "Si el problema más grave no es cómo se asesina a las mujeres por el hecho de serlo, ya nos tendríamos que preguntarnos lo que es grave", ha aseverado. "Desgraciadamente la ultraderecha ha venido a negar esto; diluir el concepto de violencia de género es peligrosísimo y fue un acuerdo de Estado", ha dicho Calvo, quien ha opinado que "negar esa realidad es debilitarnos para combatirla". 

María José Carrasco

La vicepresidenta ha discrepado con la decisión de trasladar a un juzgado de violencia sobre la mujer el caso del suicidio asistido de María José Carrasco, con ayuda de su marido Ángel Hernández. "No ayuda nada" investigarlo como violencia de genero, ha dicho Calvo, quien ha asegurado que los jueces pueden interpretar la ley, pero en este caso se ha expresado el deseo de la mujer de morir y habría quedado resuelto si se hubiera aprobado una ley de eutanasia.