Ir a contenido

Europa se enfrenta a un grave riesgo de involución feminista

La extrema derecha podría obtener hasta un 25% de los escaños de la Eurocámara

El empuje hacia la igualdad ya ha chocado con varios muros esta legislatura

Patricia Martín

Representación de la red de opinadoras de EL PERIÓDICO, en su visita a las instituciones europeas en Bruselas.

Representación de la red de opinadoras de EL PERIÓDICO, en su visita a las instituciones europeas en Bruselas.

Europa será feminista o no será”. Con esta determinación se expresa Iratxe García, líder de la delegación del PSOE en la Eurocámara. Si bien, a continuación admite que el auge de la ultraderecha “preocupa” y mucho a la “mayoría” del Parlamento Europeo porque, al igual que Vox, partidos populistas o euroescépticos “defienden sin complejos que las políticas de género son una amenaza” para los hombres y por ello, en su hoja de ruta, planean revertirlas. O al menos, poner palos en las ruedas, tal como han hecho ya en la legislatura que está a punto de acabar países como Polonia o Hungría, con Gobiernos ultraconservadores, que han logrado paralizar leyes consensuadas y orientadas a frenar la discriminación que sufren, en muchos ámbitos, las mujeres.

Y las proyecciones en torno a las elecciones europeas, que en España se celebran el próximo 26 de mayo, no son halagüeñas para la causa feminista. Las fuerzas antieuropeas y populistas podrían cosechar hasta un 25% de los escaños –se estima que Vox podría obtener siete asientos- y acabar con la posibilidad de que el Partido Popular Europeo (PPE) y el S&D, en el que se integra el PSOE, sumen mayoría. En este escenario, la gran incógnita de los comicios, además de cómo acabe o no el Brexit, es si las formaciones de extrema derecha forman un único grupo –sería el segundo-, pese a sus diferencias, y si apuestan por tener actividad en la Eurocámara, aunque muchas son euroescépticas. De ser así, la ideología ‘ultra’ aumentaría sin duda su poder de decisión e influencia.  

Seminario sobre igualdad

A esto se suma que, por primera vez, países con Gobiernos de extrema derecha podrían proponer en torno a 4 o 5 comisarios de su cuerda. En este caso, será determinante si los partidos opuestos se unen para vetarlos en el Parlamento. Para ello, es fundamental la posición que adopte el PPE. “Puede apostar por una mayoría con otros grupos o aliarse con los ultras”, avisó Ernest Urtasun, eurodiputado de los Verdes/Alde, en un seminario sobre igualdad organizado por la Eurocámara y EL PERIÓDICO, en el que participó esta semana una representación de su red de expertas analistas y opinadoras, la más amplia de los medios de comunicación españoles.

La visita de la red de opinadoras de EL PERIÓDICO al Parlamento Europeo.

Urtasun, junto con Marisa Matías, del grupo GUE/NGL, han batallado para que la Cámara apruebe un informe sobre igualdad de género y políticas fiscales que propone medidas innovadoras como que las declaraciones de IRPF se hagan siempre de forma individual, en pro de acceso de la mujer al mercado de trabajo, y que se reduzca el IVA de los productos de higiene femenina, pero también de aquellos que consumen de forma mayoritaria las féminas y el informe concluye que están más gravados. La moción se aprobó el mes pasado por sólo 57 votos más, ya que una parte del Parlamento Europeo consideraba que atacaba a la “familia tradicional” y otra que no era competencia de la Unión.

Las invasión de competencias

Argumentos similares se han usado para tumbar otras medidas en pro de la igualdad o para paralizar leyes ya aprobadas, por parte de algunos países en el Consejo, como la que impone cuotas a las empresas cotizadas y la directiva horizontal contra la discriminación. Alemania considera, por ejemplo, que la primera invade sus competencias.

La UE aún no cuenta con una directiva contra la violencia machista

En medio de estas dificultades, en los próximos días se prevé que vean la luz las dos únicas iniciativas con fuerza de ley que supondrán un claro un avance feminista. Así, tras muchas dudas, Europa va a suscribir el Convenio de Estambul, el mayor tratado contra la violencia machista, que define el concepto de víctima y que según Iratxe García dará pie a que, en la próxima legislatura, se ponga en marcha una asignatura sorprendentemente pendiente: la aprobación de una directiva contra la violencia que sufre la mujer por el hecho de ser mujer.

Asimismo, el último pleno aprobará, previsiblemente, un paquete de medidas a favor de la conciliación que extiende el permiso de paternidad en toda la UE hasta los diez días. La izquierda quería ir mucho más allá pero tras meses de discusiones dará su apoyo a la propuesta para que, “por primera vez, haya un marco legal que regule la conciliación” y, a partir de ahí, seguir batallando, según explica Urtasun.

El empuje feminista

Estos tímidos logros hubieran sido aún menores sin clamor feminista que sopla desde algunos países como España. Así, jóvenes españolas asistentes de eurodiputados capitanean con energía -entre otras empleadas del PE- el movimiento #Metoo en la Eurocámara. Esta plataforma batalla para que los diputados hagan de forma obligatoria un curso de formación antiacoso y firmen un manifiesto que les comprometa a luchar contra este abuso de autoridad en la próxima legislatura.

"No es un problema de reglas, las trabas se deben a motivos culturales"

Dimitrios Papadimoulis

Vicepresidente del Parlamento Europeo y responsable de igualdad

Pero muchos no quieren hacer ni lo uno ni lo otro. “No es un problema de reglas, las trabas en igualdad se deben a motivos culturales”, reflexiona Dimitrios Papadimoulis, vicepresidente del Parlamento y responsable en esta materia. En su opinión, en los últimos años la UE ha “logrado cosas, pero siempre peleando”.

Un seminario sobre la amenaza de la ultraderecha

El Parlamento Europeo y EL PERIÓDICO, de forma conjunta, han organizado un seminario sobre igualdad y las amenazas que trae consigo el auge de la ultraderecha, en el que participaron el pasado martes y miércoles una representación de la amplia red de expertas analistas de EL PERIÓDICO, el medio español con mayor presencia de mujeres en sus páginas y columnas de opinión. Según el último estudio de ColumnistAs, el porcentaje general de opinadoras se sitúa en el 21%, mientras que en EL PERIÓDICO asciende a un 41%.

Las participantes en el seminario fueron: Ángeles González-Sinde, directora de cine y exministra de Cultura; Lucía Avilés Palacios, magistrada y socia fundadora de la AMJE; Laia Bonet Rull, profesora de derecho administrativo; Cristina Manzano Porteros, directora de EsGlobal; Carmina Crusafon Baqués, doctora en Ciencias de la Información, Ruth Ferrero Turrión, profesora de Ciencia Política y Estudios Europeos; Ana Isabel Bernal Triviño, periodista y experta en género; Liliana Arroyo Moliner, investigadora del Instituto de Innovación Social de ESADE;  Adela Muñoz Páez, catedrática de química; Emma Riverola, escritora; Astrid Barrio Lopez, doctora en Ciencia Política y de la Administración; Sonia Andolz Rodríguez, profesora de Ciencia Política; Camino Moreta-Rodríguez, investigadora en el Centre for European Reform y Carme Colomina, periodista.

Más información

El manifiesto del 8M del 2019 llama a configurar una sociedad laica y abierta con las mujeres en plano de igualdad total con los hombres

Ana Galvañ, una de las ilustradoras y dibujantes de cómic más renovadoras de los últimos años, ha diseñado una portada especial para el día internacional de la Mujer

Marea feminista para exigir igualdad entre hombres y mujeres (un año más)

El empuje hacia la igualdad ya ha chocado con varios muros esta legislatura

Los partidos se lanzan a proponer medidas para las mujeres en los días previos al 8-M

Los paros reivindican la igualdad de derechos y oportunidades, el fin de la brecha salarial y de la violencia machista