24 sep 2020

Ir a contenido

Pederastia en la Iglesia

El rector de Constantí deja su cargo tras conocerse que estuvo apartado por supuestos abusos y pornografía infantil

Francesc Xavier Morell explica en un comunicado que ha "decidido pedir ausentarse un tiempo" de acuerdo con el arzobispo de Tarragona

El Periódico

El rector de Constantí, de espaldas, entrando en el centro parroquial.

El rector de Constantí, de espaldas, entrando en el centro parroquial. / ACN

El actual rector de Constantí, Francesc Xavier Morell, ha dejado su cargo tras conocerse este martes que estuvo apartado por el Arzobispado de Tarragona durante dos años por presuntos abusos y pornografía infantil, según informa ACN.

El Arzobispado había reconocido este martes a Catalunya Ràdio que puso en marcha una investigación interna tras la denuncia de una víctima y que a pesar de que el Vaticano consideró que no había delito civil, lo apartó de sus cargos , incluido el de delegado diocesano de catequesis, durante un periodo. Morell tomó posesión como nuevo rector de la parroquia de Constantí en septiembre, compaginando esta tarea con la de la parroquia de la Canonja.

"Ausentarse un tiempo"

Después de hacerse pública esta situación, esta tarde el Arzobispado de Tarragona ha emitido un comunicado en el que Morell apunta que de acuerdo con el arzobispo ha "decidido pedir ausentarse un tiempo". Afirma que fue nombrado rector de las dos parroquias el setembre del 2018 "con la plena confianza" del arzobispo, una confianza que, según el clero, no le ha hecho falta durante todo este tiempo.

Morell apunta que la decisión viene después de las notícias aparecidas en los medios, "a pesar de que los hechos ocurridos no impiden ejercer el ministerio en estas parroquias y en el bien de ellas". Finalmente, lamenta que se haya produido esta situación y pide disculpas "si hay alguien ofendido".

De los 60 a los 80

Todo ello sale a la luz después de que El PERIÓDICO haya hecho público que el antiguo rector de Constantí Pere Llagostera abusó de niños durante décadas. Según asegura la víctima que ha denunciado, Joan Maria Ramon, el cura abusó de "una decena de menores" desde finales de los 60  hasta finales de los 80.

Precisamente este lunes, Morell, que llevaba desde septiembre como párroco en la parroquia de Consantí, respondía a EL PERIÓDICO sobre las denuncias por pederastia del antiguo rector Pere Llagostera. "Yo no puedo decir nada, llevo aquí unos meses y estoy totalmente fuera de juego. Nunca había escuchado hablar de esto", explicó. "No me consta [los abusos] y, durante estos meses, no he escuchado ningún comentario.

Dos investigados

Tras salir a la luz este nuevo escándalo de pederastia en la Iglesia, el Arzobispado de Tarragona envió informaciones al Vaticano sobre dos curas para que investigara presuntos casos de pederastia.  Según el Arzobispado, en el mes de junio del 2015 y el mes de noviembre de 2016 fueron denunciados dos clérigos por presuntos tocamientos a menores con fines libidinosa. Uno de ellos, Xavier Morell Rom, había sido citado a declarar antes del 2010 en una investigación civil por un caso de pornografia infantil, pero no se procedió porque el caso fue sobreseído por el juez y, además, hasta la reforma de 2010 de la legislación canónica sobre abusos aquel caso no constituía un delito.

A través de una nota, el Arzobispado explica que "de acuerdo con la normativa vigente y los protocolos establecidos por la Santa Sede para estos casos, tanto en el 2015 como en el 2016 se ordenó de inmediato una investigación previa de los hechos y se informó del resultado a la Congregación para la Doctrina de la fe, la que ordenó en uno de los casos, el del reverendo Morell, el archivo 'pro nunc' (por ahora) de la causa por falta de elementos, con particular vigilancia por un tiempo prudencial, y en el otro se adoptaron medidas disciplinarias proporcionadas a los hechos probados.