Ir a contenido

ENTREVISTA

Joan Reig, batería de Els Pets: "Mosén Llagostera nos robó la infancia"

El músico revela que la canción 'Corvus' habla del abuso sexual que sufrió por parte del rector de Constantí

Guillem Sànchez

Entrevista con Joan Reig, de Els Pets, que explica por qué escribió la canción Corvus.  / GUILLEM SÁNCHEZ

¿Por qué no dijo que la canción 'Corvus' hablaba de usted y del sacerdote de Constantí, Pere Llagostera? 

No osaba hacerlo público. Lo hablamos entre nosotros [los miembros del grupo] y decidimos no aclararlo para evitar que se hablara más de este tema que del nuevo disco que sacábamos a la calle, no íbamos a convertir una promoción musical en un circo. Y, personalmente, tampoco quería parecer oportunista explicando algo así ahora, cuando salen tantos casos de pederastia, como si nos aprovecháramos de un tema tan grave y tan sórdido. Además, también creo que es irrelevante que yo haya sido una de sus víctimas. Lo importante es que sucedió. 

¿Prefería que quien escuchara la canción pensara que la canción describe un abuso genérico? 

Sí. Yo vivo en Constantí y no quería que ninguno de los vecinos se molestara o se sintiera dolido por airear este asunto tantos años después. Porque no escribí la canción movido por un ánimo revanchista y me preocupaba herir a familiares o vecinos del pueblo que lo apreciaban, que también los hay. 

Ahora sí se sabrá… 

Si sale esta noticia no puedo esconderme, la canción está ahí. Porque ahora no es solo Joan Reig quien lo dice, sino representantes de aquella generación. Yo he escrito 'Corvus' pero ahora hay más personas que en el momento actual y gracias a documentales y la prensa se han animado. Tienen la valentía que yo no tuve. Me da vértigo porque puede caer como una bomba en el pueblo, pero es que el hecho es una bomba. Solo les pido a los que se sientan ofendidos que piensen un poco en nosotros, que lo hemos llevado tantos años dentro, sin poderlo explicar abiertamente. Cada uno lamiéndose sus heridas y como podíamos. Porque son cosas que dejan secuelas en las personas. Si después de 50 años, han decidido explicarlo, no solo tienen mi respeto sino que me sumo a ellos. Ya lo había hecho de una forma sutil, con la canción, pero ahora también públicamente. 

¿Por qué la escribió? 

Era una cosa que siempre me venía a la cabeza y quería cerrar este episodio de mi vida. Los que hacemos canciones a menudo somos nuestros mejores terapeutas, a mí me ha ayudado en muchos aspectos. Pero con este tema no me atrevía. Hacía muchos años que esbozaba ideas y escribía frases sobre aquel abuso. Se quedaba siempre en el cajón. Sin embargo, la canción se resistía. Hasta que leí que Llagostera había muerto… y pensé: te has ido y aun no te he podido hacer la canción para que se supiera qué nos hiciste. Entonces sí fui capaz de terminarla finalmente. La letra es lo que me hubiera gustado decirle en vida. Pero no pude, por miedo y por repugnancia. 

Joan Reig, Falin Cáceres y Lluís Gavaldà miran una foto en la que aparece el primero en una excursión del rector Llagostera. / guillem sànchez 

¿Por qué se llama 'Corvus'? 

Significa cuervo en latín, lo busqué en el Google y me gustó cómo sonaba. De pequeño, al mosén Llagostera me lo imaginaba así: un ave oscura, como su sotana, que sobrevolaba nuestras camas desde el techo y nos atacaba cuando nos dormíamos.

Eso da miedo… 

Es que daba mucho miedo. Pánico. Fueron noches que muchos pasamos en vela, aterrorizados ante la idea de dormirnos y que él apareciera en cuanto cerráramos los ojos.

¿Cómo era Llagostera? 

Era un hombre retrógrado, muy sobón y tenía una obsesión enfermiza con la masturbación. De crío siempre me preguntaba por este tema. Me daba pánico ir al confesionario, pero me obligaban porque los domingos tocaba misa. Cuando me fui una semana a un refugio del Pirineo con él, todo cuadró…

¿Qué pasó? 

Lo que dice la canción. Dormíamos en literas, en una casa en la montaña, me desperté por la noche y lo sorprendí mientras estaba abusando de mí.

En la canción le acusa de "robarles el verano"... 

Sí, y verano ahí significa también 'infancia'. Nos hizo daño, y nos marcó. Nos dejó un trauma. En mi caso, creo que no arrastro más secuelas. Ya no soy creyente -aunque también he conocido sacerdotes que han hecho un gran trabajo- pero sí cristiano y me gusta participar de las fiestas cristianas y colaborar con la parroquia de Constantí. Tal vez parezca contradictorio. 

¿No contaron en casa lo que les hizo en aquel refugio? 

Muchos sí lo contamos. Pero nadie hizo nada. Llagostera era la representación de Dios en la tierra, la personificación de la bondad, y nosotros de críos descubrimos que era un fraude.

¿Qué sintieron al ver que no querían escucharles? 

Frustración. Rabia. Pero tampoco duró tanto. Hubo algo de conformidad por nuestra parte con aquella situación.

Durante años, siguieron conviviendo con él en el pueblo... 

Sí, yo trataba de esquivarlo. Pero él no parecía tener ningún problema. Se acercaba y me preguntaba qué tal iba la música y tal...

La entrevista se lleva a cabo en el estudio de grabación de Els Pets, en un sótano de la casa familiar de Reig en el centro de Constantí. Sobre las 19.00 horas, llegan Lluís Gavaldà y Falin Càceres para el último ensayo antes del concierto del pasado viernes en Granollers. Saben entonces que EL PERIÓDICO publicará al conexión entre 'Corvus' y Pere Llagostera gracias al testimonio de Joan Maria Ramon. Asienten sin reparos y confirman que los abusos del rector eran un secreto a voces.

Joan Reig: Lo que nos hizo Llagostera se quedó entre nosotros. Pero hemos sido una generación potente, que hemos sobrevivido a todo aquello. Entre nosotros sí lo hablábamos a menudo, pero haciendo bromas. Se quedó en el sustrato de Constantí.

Falin Càceres: Yo también recuerdo haber ido algún día de colonias con él. Pero no soy consciente de que abusara de mí en ningún momento.

Lluís Gavaldà: Yo no fui, en mi primer día de monaguillo Llagostera me pilló gritando "¡me cago en Dios!" y me expulsó.