Ir a contenido

TRAS RECIBIR ATENCIÓN MÉDICA

Malta afirma que los 11 inmigrantes del pesquero alicantino serán reubicados en España

El 'Nuestra Madre de Loreto' ha entregado a estas personas a la guardia costera del país mediterráneo este domingo

Nacho Herrero

Inmigrantes, en el pesquero Nuestra Madre de Loreto, el pasado 30 de noviembre. / FOTO: JAVIER FERGO/ AP / VÍDEO: OPEN ARMS

"Ya está todo terminado, todos estamos contentos y ellos más". Así ha anunciado José Durá, patrón del 'Nuestra Madre de Loreto', la entrega esta tarde a Malta de los 11 migrantes que el pesquero alicantino salvó hace 10 días mientras faenaba frente a las costas libias. Los rescatados han sido transferidos a una embarcación de la guardia costera de Malta, a unas 13 millas de sus costas, para luego ser llevados a un puerto seguro. El ministro del Interior y Seguridad Nacional maltés, Michael Farrugia, ha anunciado vía Twitter que todas estas personas "serán reubicadas en España tras la atención médica".

La confirmación del transbordo ha sido transmitida por el capitán vía radio a la oenegé Proactiva Open Arms, entidad que ha estado acompañando a la embarcación desde el pasado día 30 de noviembre. 

Con este mensaje el capitán del pesquero de Santa Pola (Alicante) ha dado por finalizada una odisea en la que la tripulación dio un golpe de timón este sábado por la tarde al anunciar que ponía rumbo a España, desoyendo las indicaciones del Gobierno español que le instaba a cumplir las leyes internacionales y por lo tanto a desembarcar a los migrantes en Libia, un puerto que el 'Nuestra Madre de Loreto' consideraba que no ofrecía garantías ni a los rescatados ni al propio pesquero. Y así lo anunciaba ayer noche Proactiva Open Arms vía Twitter: "Regresan a España con la dignidad de haber rescatado a personas en peligro de muerte y anteponen proteger sus vidas a las consecuencias que este hecho les pueda acarrear".

Duro temporal

Justo entonces se recibió un mensaje de Salvamento Marítimo español en el que se informaba que había un acuerdo para que la embarcación navegara rumbo a Malta. "Tarde, mal y sin escrúpulos. Jugando con la seguridad de las personas, 10 días sin noticias, un temporal duro, una persona evacuada en helicóptero y un alto riesgo para toda la tripulación", exclamaba la oenegé a través de las redes sociales ante la noticia. No en vano el 'Nuestra Madre de Loreto' llevaba más de una semana esperando una solución, con unas condiciones climatológicas adversas y con las reservas de combustible y comida bajo mínimos. De hecho, la seguridad y la salud de migrantes y tripulación fueron puntos determinantes para que el capitán decidiera regresar a España. 

La mañana de este domingo, la embarcación se ha quedado a doce millas de la costa de Malta, donde una pequeña nave de salvamento del país se ha acercado  para recoger a los inmigrantes y evitar así que el pesquero tuviera que entrar y atracar en el puerto. Tras el transbordó, el 'Nuestra Madre de Loreto' ha podop plantearse volver a la faena, el regreso a España hubiera supuesto un grave perjuicio económico para un barco que partió a principios de noviembre y tenía previsto el regreso el 21 de diciembre con las bodegas llenas de marisco para Navidad.

Seguir faenando

Pedro Hernández, gerente de la cooperativa de pescadores de Carbonera, donde está afiliado el armador del 'Nuestra Madre de Loreto', ha anunciado que el barco está planificando dónde hacer acopio de víveres y combustible para poder seguir faenando, en Italia o Malta. "Esta solución nos va a permitir volver a faenar con normalidad y que la temporada sea rentable", ha apuntado. Por su lado, el barco de apoyo que Proactiva Open Arms ha mantenido junto al pesquero también se replanteaba su futuro más inmediato: "Seguramente patrullaremos un poco más y luego prepararemos el cambio de misión. Afortunadamente ha acabado todo bien", han explicado  desde la embarcación.

Mientras, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha asegurado este domingo que se siente orgulloso de esta tripulación y ha manifestado que dirigirse a Malta ha sido la "solución más rápida y razonable". "Esperamos que cuanto antes el barco pueda volver a sus labores de pesca y los rescatados puedan tener su propia vida. [...] Esto no es un problema de cada nación del Mediterráneo, no se puede hacer demagogia, queremos soluciones en el país de origen, hay que tener una política común clara", ha apuntado.