Ir a contenido

consejo de ministros

El Gobierno permite limitar los VTC y dentro de 4 años anularlos

A partir de 2022 las autonomías y municipios decidirán si renuevan los permisos o los deniegan

Las administraciones locales sí podrán establecer inmediatamente restricciones a los horarios y turnos

Manuel Vilaseró

El Gobierno cede a las autonomías las competencias sobre las licencias VTC / JOSÉ LUIS ROCA (ATLAS VÍDEO)

El golpe a los vehículos de transporte con conductor (VTC) de Uber y Cabify se retrasa cuatro años. Los conductores de estas plataformas podrán seguir operando durante este periodo, pasado el cual las comunidades autónomas podrán decidir cuántas licencias renuevan o incluso si no renuevan ninguna. Lo que si podrán hacer de modo inmediato las administraciones locales y regionales es establecer horarios, días concretos de circulación, recorridos máximos y otros condicionantes como los que afectan actualmente a los taxis.

El decreto ley que contiene esta reforma modifica la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT) y ha sido aprobado este viernes por el Consejo de Ministros. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha justificado el traslado de las competencias a la comunidades por el tipo de servicio que prestan las VTC. "Es un transporte urbano, al igual que el taxi, por lo tanto lo normal es que lo regulen las mismas autoridades locales, que son las responsables de la movilidad en su territorio", ha afirmado.

Las autonomías podrán intentar volver a la proporción 1/30 (11.200 VTC por 65.000 taxis) que establece la ley o fijar una propia. Actualmente la ratio en Barcelona es de 1/6 y en Madrid, 1/3. 

Indemnización en tiempo

El periodo transitorio se justifica por la necesidad de evitar un alud de reclamaciones. El decreto lo que hace en realidad es "indemnizar en tiempo" a los actuales titulares, cuya patronal calculaba en unos 3.500 millones de euros el importe que les podía corresponder si se "expropiaban" el 80% de los 11.200 permisos vigentes en la actualidad. "No está la administración para hacer frente a responsabilidades patrimoniales como las de las autopistas radiales de Madrid", han indicado fuentes ministeriales.

La reforma establece también un plazo de seis meses para que el Gobierno apruebe un proyecto de ley con sanciones más duras para las VTC que incumplan sus condiciones de servicio. Esta es otra de las reclamaciones de los taxistas, que ven como su competencia se salta las normas porque le sale más a cuenta pagar multas que seguirlas. Esta reforma se demorará más tiempo porque "no podía hacerse por la vía del decreto al afectar al régimen sancionador", apuntan las mismas fuentes.

AMB: levantamiento de la suspensión  

En Catalunya el efecto inmediato del decreto debería ser, según el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), el levantamiento de la suspensión judicial cautelar que pesaba sobre la restrictiva regulación de las VTC que aprobó el pasado junio el organismo presidido por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Esta entidad se ha apresurado a anunciar que pedirá el citado levantamiento al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), lo que podría producirse en cuestión de días.

El organismo metropolitano discrepa, en cambio, del periodo transitorio de 4 años. No cree que esta compensación en forma de tiempo esté justificada "ni desde el punto de vista económico ni el jurídico" y sostiene que complicará mucho la gestión del día. Para minimizar estos efectos negativos, invitará a la Generalitat a desarrollar conjuntamente "el máximo de medidas de limitación y regulación de la prestación de las VTC", en la línea de lo que le permite el real decreto.

La Generalitat esperará

El Departamento de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat esperará a reunirse con la AMB la próxima semana y a examinar a fondo del decreto antes de pronunciarse sobre si es necesario maximizar estas limitaciones. En cualquier caso, considera que el decreto elude un aspecto que preocupaba en la plaza de Sant Jaume: la posibilidad de tener que hacer frente a reclamaciones judiciales si se anulaban licencia con efecto inmediato.

También esperará a la convocatoria del próximo miércoles en la que los directores generales de Transportes de las autonomías se reunirán con la cúpula de Fomento.