Ir a contenido

CASO DE PEDERASTIA

Ingresa en prisión un entrenador de fútbol en Málaga por corrupción de menores

El hombre, de 26 años, amedrentó al menos a seis chicos por internet para que le enviaran imágenes de contenido sexual

Julia Camacho

Dos agentes de la Policía Nacional inspeccionan un ordenador con material pornográfico.

Dos agentes de la Policía Nacional inspeccionan un ordenador con material pornográfico. / POLICIA NACIONAL

El puesto de entrenador de fútbol base en una escuela federada era el lugar idóneo para captar a sus víctimas. Un juzgado de Málaga ha enviado prisión provisional al hombre de 26 años detenido este martes por la Policía Nacional por un supuesto delito de corrupción de menores a través de varios perfiles falsos en redes sociales. Los agentes han conseguido localizar hasta a seis víctimas, todas ellas chicos federados en distintos equipos deportivos y que no se conocían entre sí.

El detenido, de nacionalidad española, ha negado todos los cargos que se le atribuyen, según confirmaron fuentes judiciales, aunque el juzgado de instrucción 12 de Málaga considera que hay suficientes pruebas para enviarlo a prisión sin fianza. La Policía Nacional explicó que la investigación comenzó el pasado mes de octubre a raíz de la denuncia del padre de uno de los chicos, que indicó que su hijo estaba siendo “extorsionado” a través de una red social. El padre apuntaba a un perfil concreto, y explicaba que el pequeño recibía amenazas para que le enviara imágenes de contenido sexual.

La investigación permitió a los agentes descubrir otras cinco denuncias más de 'grooming' (como se conoce este tipo de delitos) relacionadas con la misma persona. Todas ellas de chicos que tenían en común su afición por el fútbol y que estaban federadas en equipos de deporte base de la ciudad. Al parecer, el detenido llegó a emplear hasta diez perfiles o identidades distintas en las redes sociales, aunque con ciertas similitudes entre ellos, para amenazar a sus víctimas.

Según explica la Policía, las conexiones a la red sociales se realizaron sobre todo desde un equipo informático situado en una vivienda de Málaga. Los agentes descubrieron que allí residía una familia, por lo que tras varias gestiones determinaron que los perfiles pertenecían a uno de los hijos del matrimonio, un chico relacionado con el fútbol base. En el registro de la vivienda la Policía localizó varios teléfonos móviles, un disco duro y varios dispositivos informáticos que contenían archivos de material pedófilo, así como videos y conversaciones desde los perfiles denunciados, por lo que el joven fue arrestado y puesto a disposición judicial.

Según adelanta el diario Sur, el joven pertenecería a la escuela de fútbol base del Málaga C.F., aunque las fuentes citadas por el diario señalan que la entidad se sintió también víctima al conocer la detención, ya que hace años puso en marcha la obligatoriedad de presentar un certificado de antecedentes penales para desempeñar cualquier función relacionada con menores. En este caso no fue detectada ninguna anomalía debido a que el joven no tendría antecedentes. 

0 Comentarios
cargando