Ir a contenido

ESCÁNDALO EN LA IGLESIA

Suspendidos 14 sacerdotes chilenos por presuntos abusos

La decisión se conoce horas después de que el presidente de la Conferencia Episcopal, Santiago Silva, reiterara su petición de perdón por el 'caso Karadima'

El Periódico

Luis Fernando Ramos (derecha) y Juan Ignacio González, miembros de la conferencia de obispos de Chile, durante la rueda de prensa del pasado viernes tras la dimisión de los obispos investigados.

Luis Fernando Ramos (derecha) y Juan Ignacio González, miembros de la conferencia de obispos de Chile, durante la rueda de prensa del pasado viernes tras la dimisión de los obispos investigados. / AFP / VINCENZO PINTO

Un total de 14 sacerdotes de la diócesis de la ciudad chilena de Rancagua, a 90 kilómetros de Santiago, han sido suspendidos por la Iglesia católica por estar presuntamente involucrados en delitos de abuso sexual.

En un comunicado, la diócesis ha informado de su decisión después de la difusión de un reportaje del Canal13 de Chile, que dio cuenta de abusos sexuales y conductas impropias por parte de un grupo de sacerdotes de la ciudad. Entre las determinaciones anunciadas se ha señalado que ya se han adoptado "medidas tanto pastorales como judiciales".

La decisión de la diócesis de Rancagua se ha dado a conocer horas después de que el presidente de la Conferencia Episcopal, Santiago Silva, reiterara su petición de perdón a la ciudadanía por los casos de abusos sexuales cometidos por décadas por el cura Fernando Karadima.

Los obispos chilenos fueron citados hace algunos días por el papa Francisco al Vaticano para abordar el silencio de la Iglesia suramericana frente a las vejaciones que cometía Karadima, que además eran presuntamente silenciadas por algunos de sus compañeros, como el acusado obispo de Osorno, Juan Barros.

En esta reunión, los 34 sacerdotes que asistieron a Roma reconocieron "graves errores y omisiones" al encarar estas situaciones, y decidieron poner sus cargos a disposición del Ppa, quien evaluará la situación durante las próximas semanas.

El obispo de la localidad chilena de San Bernardo, Juan Ignacio González, ha explicado a los periodistas que los renunciados sacerdotes continúan por el momento "en plenas funciones", a la espera de lo que decida el Papa.

0 Comentarios
cargando