Ir a contenido

Francia retira 7.000 toneladas de leche en polvo infantil por riesgo de salmonela

Los lotes han sido fabricados por la multinacional Lactalis y comercializados con distintas marcas

Desde el pasado mes de agosto se han detectado 25 casos de bebés con cuadros de fiebre y deshidratación

Eva Cantón

Una farmacéutica retira cajas de leche infantil en Anglet, suroeste de Francia.

Una farmacéutica retira cajas de leche infantil en Anglet, suroeste de Francia. / AP / BOB EDME

El ministerio francés de Economía ha decidido retirar del mercado unas 7.000 toneladas de leche en polvo infantil de la multinacional gala Lactalis susceptibles de estar contaminadas con la bacteria de la salmonela. La medida afecta a 600 lotes comercializados bajo las marcas Picot, Milumel, Lémiel y Pepti Junior, así como a las vendidas con la etiqueta de Carrefour.

También ha suspendido la comercialización y exportación de los productos de nutrición infantil del gigante del sector lácteo elaborados desde febrero en su fábrica de Craon, en la región del Loira. Es ahí donde han encontrado huellas de salmonela los servicios de lucha contra el fraude y los responsables departamentales encargados de la investigación abierta tras detectarse el pasado mes de agosto los primeros casos de bebés enfermos.

Lactalis sospecha que el foco contaminante se halla en la zona donde se procede al desecado, es decir donde la leche líquida se transforma en polvo. De momento, la fabricación de productos lácteos en Craon se ha paralizado por orden de la prefectura, la delegación del Gobierno.

Hasta que no presente un plan de acción con las medidas adoptadas para solucionar el problema sanitario y garantizar que el riesgo ha desaparecido, la multinacional francesa no podrá retomar la actividad de la fábrica afectada. Lactalis está realizando una limpieza completa de la factoría y espera reabrir en el menor plazo de tiempo posible. Sin embargo, la última palabra la tendrá el Gobierno que, hoy por hoy, cree que Lactalis no tiene la situación bajo control.

Controles en todo el sector

Además de retirar los productos sospechosos, las autoridades francesas han anunciado controles en todo el sector lácteo destinado a la nutrición infantil para disipar la enorme desconfianza que se ha extendido entre los consumidores.

Desde el pasado mes de agosto son 25 los niños que han presentado síntomas de salmonelosis, con cuadros de vómitos, fiebre y deshidratación. Aproximadamente la mitad tuvieron que ser hospitalizados.

El padre de un bebé de dos meses baraja incluso presentar una denuncia contra Lactalis y la farmacia donde suele comprar la leche en polvo de su hija, alérgica a la lactosa. “Es escandaloso. ¡Son productos con receta y me tengo que enterar por la prensa!”, ha dicho al diario ‘Le Parisien’.

Desde este domingo, los lotes vetados han desaparecido de las farmacias y de los estantes de los supermercados, aunque no hay carteles informando sobre el peligro potencial de la leche en polvo contaminada que muchos clientes pueden tener en sus casas.