09 jul 2020

Ir a contenido

Astrid Fina y Joaquín Inglada, embajadores de la accesibilidad universal

EFE

La esquiadora y atleta paralímpica Astrid Fina, el fotógrafo de prensa Emilio Morenatti, el piloto de moto náutica Joaquín Inglada y el representante de deportistas Iván Corretja han sido nombrados "embajadores de la accesibilidad universal" por COCEMFE Barcelona.

En un comunicado, COCEMFE Barcelona (Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica) ha destacado que todos ellos han sufrido una amputación, por lo que "son un ejemplo de esfuerzo, de ética y de compromiso para promover una necesaria transformación social".

A partir de ahora, los cuatro embajadores se han comprometido a impulsar la "Declaración de Barcelona: La accesibilidad universal, una contribución al bien común", un manifiesto que ya cuenta con el apoyo de casi un centenar de entidades y cuyo objetivo es avanzar en el cumplimiento de Ley General de Derechos de Personas con Discapacidad.

Esta norma establece que el 4 de diciembre de este año todos los productos, bienes, entornos y servicios han de ser accesibles con arreglo a las condiciones básicas de no discriminación y accesibilidad universal.

Con la Declaración, COCEMFE Barcelona se ha sumado a las campañas que se están llevando a cabo este año para concienciar a la sociedad de la importancia de lograr la plena accesibilidad para que todas las personas, tengan o no discapacidad, puedan ejercer sus derechos en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía.

El nombramiento tuvo lugar en la sede del Institut Desvern de Protética en Sant Just Desvern (Barcelona), un centro nacido en 1997 de la mano de Joan Masrramon y Joan Vélez, también con una amputación, lo crearon con el anhelo de contribuir a mejorar la calidad de los servicios que reciben las personas en esta situación.