Ir a contenido

Las apps de ligue triunfan entre los jóvenes

La mitad de los usuarios de Tinder está entre los 18 y los 24 años, y el 30% de los de Happn

Los menores de 25 años la usan como una red social más en la que reforzar su imagen

Carmen Jané

Una joven pareja.

Una joven pareja.

Ligar en una discoteca o un bar parece haber pasado a mejor vida. El móvil no solo ha cambiado el modo en que la gente se relaciona sino en el que se conoce. Sobre todo entre los jóvenes, que han asumido las ‘apps’ de ligue como algo cotidiano, tanto por las nuevas propuestas gratuitas como por la facilidad de uso en los móviles.

Tinder es la más popular y la mitad de sus usuarios tiene entre 18 y 24 años, según la empresa. Es la proporción más alta de todas. Y eso que el pasado junio la empresa decidió expulsar a los usuarios que tenían menos de 18 años, que ellos mismos cifraban en el 3%, aunque otras fuentes de empresas de analítica aseguran que eran más. Los menores entre 13 y 17 años solo podían seleccionarse entre ellos, lo que restaba cierto atractivo a la aplicación para los usuarios más mayores.

El funcionamiento de estas 'apps' es muy sencillo y se repite con variaciones. Se muestran fotos según las preferencias del usuario (hombres o mujeres), la localización y los datos que la app extrae del perfil en Facebook (edad, intereses…). Sobre las fotos, se eligen o se descartan candidatos y si las dos personas se han elegido ya pueden enviarse mensajes.

Su competidora Happn añade que las dos personas estén físicamente en la misma zona (en Tinder se puede programar la visita) y se gusten para poderse enviar mensajes, asegura que el 29% de sus 900.000 usuarios en España está entre los 18 y los 24. “En las grandes ciudades es difícil encontrar gente nueva. No tenemos tiempo, nos movemos en los mismos círculos y es difícil salirse de ellos. Esta es una forma de comenzar a hablar”, afirma la directora de tendencias de Happn, Juliette Romand,

Un estudio realizado por EL PERIÓDICO y la UOC y que será presentado en breve revela también que los usuarios de apps de ligue son cada vez más jóvenes. El 15,4% está entre los 18 y los 24, con más proporción de hombres que de mujeres, una situación que se dispara hasta casi triplicarse a partir de los 36 años.

POPULARIDAD ASUMIDA

Pero no solo es el uso. Las apps de ligue ya son parte del imaginario. En España, el 33% de los internautas, un 20% más que hace un año, aseguran que conocen Tinder, según el último estudio de redes sociales de IAB, la patronal de la publicidad interactiva. Y los que más declaran conocerla son hombres entre 16 y 45 años, aunque solo el 3% admite usarla con frecuencia. El tiempo de uso promedio son 58 minutos, algo menos que la 1,25 horas de Snapchat, una de las redes juveniles más populares, y mucho menos que Instagram (2,48 horas de media de uso diario), que también se ha convertido en un espacio de ligue adolescente porque se puede usar desde los 13 años.

“Los jóvenes no diferencian entre la vida real y la virtual, y para ellos no es un mundo paralelo, las redes sociales o las apps son un espacio más de relación”, afirma Jordi Bernabeu, psicólogo y educador juvenil. “Es una forma de hacer el primer contacto, y de construir su identidad hacia los demás. Existo, no estoy solo y quiero que me reconozcan y que me digan que les gusto. Antes tenías que ir a buscar a alguien y ahora te encuentran”, añade.

LAS MUJERES, MÁS SELECTIVAS

Un estudio de investigadores universitarios de Londres, Roma y Ottawa descubrió que la mayoría de los hombres solían marcar a muchas más mujeres, mientras que estas eran mucho más selectivas, y que eso respondía al afán masculino de ahorrarse la frustración que suponía no saberse elegido. Y eso era igual independientemente de la edad.

Según Bernabeu, el uso tan extendido de las redes sociales y los servicios de ligue también está relacionado con “la gestión de la soledad”. “Es lo que nos venden este tipo de servicios. Estar conectado es no estar solo”, señala.

Según el fundador de Tinder, Sean Rad, su app no es de ligue sino de “crear conexiones, conectar a gente sin importarnos lo que hagan después”. Por ello están comenzando a implantar grupos estilo Whatsapp (Tinder Social) con los que organizar actividades. La función ya ha llegado a España. Y publicidad y acciones de márketing, como la de Enrique Iglesias, que ha usado la red para promocionar su último disco.

Bajo la estela de Tinder y Happn se han creado muchas más apps de ligue que también se dirigen a los usuarios más jóvenes. Es el caso de Muapp, que se presenta como que son las mujeres quienes eligen (en la senda de Adopta a un tío, surgida en web aunque ya también tiene app), y que también afirma que el 20% de sus usuarios están entre 18 y 24 años. O Grindr, dirigida a la comunidad homosexual. O las dos versiones de Wapo y Wapa (la antigua Brenda), para gays y lesbianas, respectivamente.