28 may 2020

Ir a contenido

UNA DOCENA DE DETENIDOS

Cae una red que cultivaba marihuana destinada a clubs cannábicos de Barcelona

La organización también creaba y registraba asociaciones cannábicas para vender la licencia a terceros

La organización también creaba y registraba asociaciones cannábicas para vender la licencia a terceros. / MOSSOS D'ESQUADRA

Agentes de los Mossos han detenido a 12 personas, de nacionalidad serbia, japonesa, bielorrusa y española, como presuntos autores de los delitos de organización criminal, blanqueo de capital y diversos delitos contra la salud pública. Los arrestos tuvieron lugar el 7 de febrero. 

La investigación se inició en junio del 2016 a raíz del hallazgo de una nave industrial donde se cultivaba marihuana. Tras las primeras pesquisas los agentes acreditar que la actividad que se hacía en esta nave industrial escondía detrás otra de mayor envergadura, como el cultivo exhaustivo de plantaciones de marihuana en el interior de varias naves industriales de la conurbación de Barcelona: El Prat, L'Hospitalet de Llobregat, Sant Andreu de la Barca, Rubí y Sabadell.
 
En una fase más avanzada de la investigación los policías establecieron que el destino de los cultivos eran varias asociaciones cannábicas de Barcelona: una del distrito de Sant Martí y, la otra, en el barrio de la Barceloneta. Se da la circunstancia de que esta última asociación fue la primera que se registró en Catalunya y la que en el 2012 pretendía invertir más de 1.000.000 de euros en el municipio de Rasquera, supuestamente por cultivo de marihuana con fines terapéuticos, que finalmente no se llevó a cabo.
 
Otra línea de negocio de la organización era la creación continúa de asociaciones cannábicas. Las inscribían y registraban con el fin de vender la licencia a terceros y así obtener ingresos en efectivo por el traspaso de las asociaciones.

REGISTROS

La investigación ​​supuso la desarticulación de la organización. El día 7 de febrero se llevó a cabo un operativo policial conjuntamente con los servicios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria con registros en ocho domicilios, cinco naves industriales y las dos asociaciones cannábicas. 

Durante los registros los agentes intervinieron 5.000 plantas de cannabis sativa, sustancia estupefaciente al por mayor, más de un millar de bolsitas de cannabis y hachís preparadas para el tráfico de las asociaciones, 60.000 euros en efectivo, numerosa documentación relacionada con la actividad investigada y varios equipos informáticos. Además se bloquearon cuentas bancarias e inmuebles por orden judicial. 

La magistrada decretó prisión para seis de los arrestados mientras que decretó libertad con cargos para los otros seis.