El Síndic investiga el ingreso de un hombre en el CIE con problemas mentales

El colectivo 'Tanquem els CIE' pide que se priorice la atención médica del recluso a su deportación

Colau quiere que los bomberos revisen la seguridad del recinto de la Zona Franca

Pequeña concentracion de activistas contrarios a la reabertura del CIE (imagen de archivo).

Pequeña concentracion de activistas contrarios a la reabertura del CIE (imagen de archivo). / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos
GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

El Síndic de Greuges, Rafel Ribó, investigará el caso de Hoecein denunciado por la plataforma Tanquem els CIE. Se trata de un ciudadano de nacionalidad marroquí ingresado en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de la Zona Franca a pesar de padecer “problemas mentales”. Según este colectivo, que persigue el cierre de estos espacios para inmigrantes en proceso de expulsión, Hoecein necesita proseguir con el tratamiento psiquiátrico iniciado en el Hospital de Sant Joan de Déu.

El abogado Andrés García Berrio ha solicitado formalmente al juez que ha ordenado su expulsión que autorice la visita de un médico forense para “evaluar” el estado de salud de Hoecein. Ya ha intentado “suicidarse” en al menos una ocasión, ha asegurado.

Para el letrado, debería prevalecer el tratamiento médico que necesita el interno antes que los plazos para su deportación del país. Además, subraya García Berrio, el CIE no cumple con las atenciones médicas indicadas para atender a un interno con necesidades como las que presenta Hoecein.

PENA CONMUTADA

Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) explican que Hoecein ha sido condenado por un delito de robo con violencia e intimidación y por un delito de lesiones. En total, debía cumplir una pena de casi cuatro años de cárcel que un juzgado de Vilanova i la Geltrú ha conmutado por su expulsión del estado y la prohibición de pisar nuevamente suelo español. Estas mismas fuentes remarcan que no constan indicios de la supuesta enfermedad sufrida por el interno.

EL SÍNDIC PIDE EL CIERRE

El Síndic de Greuges ha anunciado este miércoles que tratará de aclarar en qué estado de salud mental se encuentra Hoecein tras recordar que el CIE de la Zona Franca no puede proporcionarle la atención psiquiátrica.

El Síndic recuerda que "constantemente" se denuncian "vulneraciones de los derechos humanos" y se evidencia "la opacidad con la que se trabaja" en este recinto. Por eso, Ribó ha insistido en la necesidad de exigir su cierre definitivo. 

COLAU RECURRE A LOS BOMBEROS

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento de Barcelona ha pedido también al juez encargado del control de la instalación de la Zona Franca que permita acceder a los Bomberos para comprobar si el recinto dispone de un plan de seguridad y evacuación correcto.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al CIE, el consistorio ha recurrido a ese resquicio legal para que se le permita comprobar la seguridad del recinto, después de que el pasado 20 de julio un juzgado de lo contencioso denegó la entrada a los inspectores municipales que pretendían examinarlo.