Ir a contenido

COWORKING RURAL

"Es una forma de desconectar del ámbito doméstico"

Jordi Llop promociona su actividad como consultor de gestión de residuos desde un 'coworking' en La Selva del Camp

CARMEN JANÉ / BARCELONA

Jordi Llop, consultor de gestión de residuos, en el coworking de La Selva del Camp.

Jordi Llop, consultor de gestión de residuos, en el coworking de La Selva del Camp. / JOAN REVILLAS

Jordi Llop, consultor en gestión de residuos, se instaló en La Selva del Camp (Baix Camp) con su familia hace un año y medio después de vivir siempre en ciudades. "Vinimos por la tranquilidad, para criar a nuestros hijos en un entorno con menos coches y porque había una escuela que imparte un método de educación alternativo que nos gustaba", explica. "También teníamos amigos aquí y además está cerca de Reus y Tarragona".

Para él acudir a un 'coworking' como El Taller es "una forma de separar casa y trabajo, y desconectar del ámbito doméstico, sobre todo con niños". También le permite, dice, "lograr una proyección y una actividad social que me interesa para mi actividad y que igual solo no tendría solo con la web". Su ámbito laboral se centra en empresas grandes y en administraciones públicas, sobre todo ayuntamientos, que le permiten trabajar a distancia y viajar "un día a la semana", afirma.

En La Selva del Camp hay unos ocho usuarios habituales del 'coworking' más otra treintena de asociados que asisten a actos y sesiones de 'networking', explica su impulsor, Jordi Massaguer. "La decisión de venir a vivir y trabajar a un pueblo no se toma por un 'coworking', hay más factores, pero sí que aquí vienen porque tienen conexión a internet y así no trabajan solos en casa", señala Massaguer. En El Taller también participan de una red con otros 'coworkings' vecinos de Reus, Valls y Tarragona en principio para estimular el intercambio de lugares de trabajo, pero la iniciativa no ha tenido mucho éxito . "Aquí la gente es poco nómada", admite.