SIMON, MEJOR INICIATIVA EMPRESARIAL

Material eléctrico en todo el mundo

El fabricante de material eléctrico que nació hace 100 años en Olot es ahora una multinacional

Luis Lopezbarrena, delante de un mural de los 100 años de Simon.

Luis Lopezbarrena, delante de un mural de los 100 años de Simon. / ARCHIVO

1
Se lee en minutos
ANTONI FUENTES / BARCELONA

Un estudio publicado hace años identificaba un club selecto de compañías industriales catalanas de tradición exportadora y muy dinámicas. El fabricante de material eléctrico Simon Holding formaba parte de las llamadas multinacionales de bolsillo. La concesión del Premio a Mejor Iniciativa Empresarial 2015 de EL PERIÓDICO reconoce esa amplia presencia internacional, con un 67% de sus ingresos que proceden del extranjero, así como su capacidad innovadora. Esos dos factores han sido esenciales en la superación del profundo bache que sufrió Simon Holding debido al pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Después de reducir su estructura en España, la firma vuelve a crear empleo gracias a una mejora y diversificación del negocio con una apuesta por la tecnología LED y una nueva filial de elementos de iluminación de diseño. Una parte creciente de la plantilla, formada por más de 3.800 empleados, está cada vez más enfocada al negocio internacional de una empresa que ya está presente en 93 países con un goteo con el que la firma se sigue expandiéndose. Incluso en China, que desde hace unos años es ya el primer mercado de Simon Holding gracias a un modelo de fabricación y distribución comercial propio del gigante asiático en el que los clientes compran interruptores y enchufes en tiendas de la empresa para sus viviendas nuevas semiterminadas. Su crecimiento en China ha llevado a la compañía a abrir un nuevo edificio de oficinas en Shanghái.

Noticias relacionadas

El consejero delegado de Simon, Luis Lopezbarrena, sabe lo que es la internacionalización. El terremoto de Japón del 2011 le pilló en Tokyo mientras expandía el negocio que entonces dirigía Xavier Torra.

La cuarta generación familiar de Simon celebrará este año el centenario de la compañía en un contexto de mejora de la facturación del 17% en el 2015, con 304 millones de euros, y aproximándose al nivel de ingresos récord del 2007 (346 millones), justo antes de que se desplomara el mercado. En los actos conmemorativos tendrá un lugar especial Arturo Simón, que empezó a vender casquillos de bombillas en Olot en 1916.

Temas

Empresas