07 ago 2020

Ir a contenido

lucha contra la delincuencia

El registro por delitos sexuales se estrena con 43.745 condenados inscritos

El Consejo de Ministro aprueba la creación del censo que impedirá a los pederastas trabajar con menores

 El ministro Rafael Català y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaria, tras el Consejo de Minitros 

 El ministro Rafael Català y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaria, tras el Consejo de Minitros  / EFE / ÁNGEL DÍAZ

El Gobierno ha aprobado este viernes el Registro Central de Delincuentes Sexuales para evitar que los 43.745 condenados en España por estos delitos realicen actividades, trabajos o voluntariado en los que estén en contacto con menores.

En rueda de prensa al término del Consejo de Ministros, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha explicado que el registro estará operativo "inmediatamente" e incluirá los datos identificativos y el perfil genético de los condenados por delitos sexuales en España, entre ellos, agresión, abuso sexual, acoso, prostitución, maltrato, exhibicionismo y corrupción menores.

Catalá ha dicho que el registro fortalecerá el sistema de garantías "para evitar que una persona que tenga una condena de estas características pueda dedicarse a labores docentes, de voluntariado o a otras actividades en que estén en contacto con menores".

REQUISITO PARA PROFESORES Y VOLUNTARIOS

De hecho, la persona que pretenda trabajar con menores deberá presentar un certificado que acredite que no está incluida en dicho registro, como por ejemplo sucederá con los profesores, quienes no podrán tener antecedentes penales por delitos sexuales para ejercer la docencia.

No será público

El ministro Rafael Catalá ha detallado que la información sobre las personas inscritas en el registro no será pública, sino que únicamente será accesible de forma directa para jueces y tribunales, Fiscalía, Policía Judicial, entidades públicas de protección de menores y autoridades policiales de otros países.

La creación de este censo es consecuencia de la entrada en vigor, el pasado mes de agosto, de la nueva legislación de protección a la infancia y a la adolescencia, que daba un plazo de seis meses al Gobierno para crearlo, y se sitúa en consonancia con los acuerdos internacionales suscritos por España en esta materia. 

El censo incluirá los datos de todos los condenados por sentencias firmes dictadas, tanto en España como en otros países, por cualquier delito sexual, así como por trata de seres humanos con fines de explotación sexual, incluyendo la pornografía, con independencia de la edad de la víctima o del condenado.

PROTECCIÓN DE LAS VÍCTIMAS

También incorporará el ADN del condenado cuando lo establezca una resolución judicial, con el fin de dar seguimiento y control a estos delincuentes dentro y fuera de España, así como las penas y medidas impuestas contra estos delincuentes.

Catalá ha precisado que en el sistema no figurará la identidad ni los datos personales de las víctimas, aunque si son menores sí se hará mención a esta condición. "Hemos sido muy cautelosos para protegerlas", ha añadido.

Los datos del Registro de Delincuentes Sexuales serán transmitidos de forma automática por el Registro Central de Penados y el Registro Central de Sentencias de Responsabilidad de los menores.