REIVINDICACIÓN DE LA CULTURA TAURINA DE LAS TERRES DE L'EBRE

Miles de personas defienden en Amposta todos los 'correbous'

La marcha reclamó que se legalicen los 'bous a la mar' y las tientas con público

La protesta, que tuvo tono festivo, contó con representantes de CiU, ERC, PP y PSC

La cabecera de la manifestación taurina celebrada ayer en Amposta.

La cabecera de la manifestación taurina celebrada ayer en Amposta. / JOAN REVILLAS

2
Se lee en minutos
SÍLVIA BERBÍS / AMPOSTA

Amposta vivió ayer la manifestación más masiva que haya tenido lugar en las Terres de l'Ebre en defensa de los 'bous' en sus diversas modalidades, una de las cuales ha sido puesta en jaque desde el flanco jurídico, lo que amenaza su continuidad. Se trata de los 'bous a la mar', con una sentencia que los considera excluidos del marco legal. La marcha también exigió que se legalicen las tientas con público que llevaban a cabo algunas ganaderías de Alfara de Carles -largamente ovacionadas en la marcha- hasta que la justicia las suspendió. Unas 5.000 personas según fuentes policiales -hasta 10.000 según la organización- reclamaron la pervivencia de esas propuestas taurinas, y también de otras modalidades de 'correbous' en el punto de mira, como el 'bou embolat' y el 'capllaçat', y una respuesta del Departament de Cultura de la Generalitat a su petición de que los 'bous' sean declarados elemento festivo patrimonial de interés nacional.

"Estamos hartos, no podemos soportar más esta situación. Con esta manifestación damos un golpe sobre la mesa y demostramos que queremos 'bous' y los defendemos", exclamó Santi Albiol, secretario de la Agrupació de Penyes i Comissins Taurines de les Terres de l'Ebre, entidad convocante de la marcha.

El intento frustrado en el Parlament, donde el PSC no consiguió el apoyo necesario a su enmienda a la abolición de la tauromaquia para blindar legalmente los espectáculos taurinos para turistas que se venían realizando en Alfara de Carles, o la sentencia judicial que estima ilegales los 'bous a la ma'r y obliga a la Generalitat a abrir expedientes sancionadores a los organizadores, han sido los dos últimos motivos que impulsaron la manifestación de ayer.

CRÍTICAS CONTINUAS

Noticias relacionadas

 "Queremos soluciones inmediatas", apuntó Albiol. Y es que tanto las peñas como las comisiones y el grueso de los participantes hicieron notar su disgusto por el hecho de que los bous sean continuamente foco de críticas y objeto de ataques de las entidades defensoras de los animales.

A la marcha, que discurrió en un tono festivo por las calles de Amposta, se unieron numerosos alcaldes de la zona y representantes políticos de CiU, PSC, ERC, PP y Societat Civil Catalana. También recibió el apoyo de entidades taurinas de otros puntos de Catalunya, Aragón y la Comunidad Valenciana. "Los toros tenían más afición en Barcelona que en Madrid. Espero que el Tribunal Constitucional nos dé la razón y que en las próximas fiestas de la Mercè podamos volver a hacer corridas en Barcelona", aprovechó para reclamar el extorero Antonio Martí, llegado desde Cornellà.