JUSTICIA EN TELA DE JUICIO

La abogada Sílvia Villullas dice que la han despedido por aparecer en 'Ciutat morta'

La amiga de Patricia Heras asegura que denunciará a la empresa de seguridad privada Segur Ibérica, en la que trabajaba hasta ayer

Los familiares de los condenados piden a la fsicalía que actúe de oficio

La abogada Sílvia Villullas denuncia que la han despedido por salir en el documental ’Ciutat morta’.

La abogada Sílvia Villullas denuncia que la han despedido por salir en el documental ’Ciutat morta’. / CIUTAT MORTA

4
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO / BARCELONA

La abogada laboralista Sílvia Villullas, amiga de Patricia Heras --que se suicidó en el 2011 aprovechando un permiso penitenciario de la condena de tres años--, ha asegurado que el lunes la despidieron de su puesto de trabajo en la empresa del ámbito de la seguridad privada Segur Ibérica, después de que ella comunicara el domingo a su jefa directa que había colaborado y aparecido en el documental Ciutat Morta, dedicado al caso del 4F.

"Mi jefa no tenía ningún inconveniente en que yo siguiera trabajando, pero se lo comentó con el responsable de recursos humanos y este al jefe territorial de la empresa, que creo que es un Mosso d'Esquadra en excedencia. Este último dijo que no quería que yo siguiera trabajando. Y me despidieron", aseguró Villullas a este diario. Tras el anuncio, el gabinete de comunicación de la empresa Segur Ibérica difundió un comunicado en el que negaban haber despedido a la abogada, y anunciaban que le iban a presentar un expediente disciplinario por haberse ausentado de su lugar de trabajo. "Doña Silvia García De Diego (qué se hace llamar Sílvia Villullas) no ha sido despedida de la Compañía", asegura el comunicado.

"Es una respuesta habitual en las empresas. Los despidos verbales son irreversibles", comentó la letrada a este diario. El martes por la tarde remitió un burofax con acuse de recibo en el que comunico a la empresa que mi desacuerdo con el despido verbal y notifico mi domicilio para iniciar los trámites de conciliación o demanda". La que fuera compañera de Patricia Heras y que es parte esencial del documental Ciutat Morta porque da voz a los poemas que Heras escribió antes de morir, contó que había trabajado dos semanas en Madrid y que acababa de incorporarse como letrada a las oficinas de Segur Ibérica en Barcelona. "Tenía un contrato temporal hasta el 7 de julio", dijo.

Villullas ha adelantado que piensa presentar una denuncia por despido improcedente. ¿Pero no han disimulado en el momento de plantear su despido?, le preguntaron en la rueda de prensa en la que participó junto a familiares de los condenados por los hechos del 4 de febrero del 2006. "En absoluto, me despidieron solo por aparecer en el documental".

Los condenados por el caso 4F han pedido a la Fiscalía que revise su proceso, en el que se sienten víctimas de un montaje judicial, ya que creen que hay suficientes indicios para que se actúe de oficio, aunque no descartan aportar más pruebas si el ministerio público no mueve ficha. En otro momento de la rueda de prensa han asegurado que la propia Guardia Urbana o los Mossos d'Esquadra también podrían "investigar" de oficio "si quieren saber lo que realmente ocurrió ese día".

La Fiscalía descartó este lunes actuar de oficio para revisar el caso 4F, que ha recobrado notoriedad tras la emisión en Televisió de Catalunya (TVC) del documental "Ciutat Morta", en el que se denuncia un montaje policial y judicial para encarcelar a tres jóvenes condenados por dejar en silla de ruedas a un urbano de una pedrada en la cabeza la madrugada del 4 de febrero de 2006.

En el proceso fueron condenadas otras ocho personas, entre ellas Patricia Heras, que se suicidó durante un permiso penitenciario poco después de que el Tribunal Supremo ratificara la sentencia, pese a que ella siempre sostuvo que no estuvo a las puertas del local ocupado de la calle Sant Pere Mes Baix, donde ocurrió la trifulca.

En rueda de prensa, Rodrigo Lanza, que fue condenado a cinco años de cárcel -que ya ha cumplido íntegramente- por arrojar una piedra que dejó en estado vegetativo a un guardia urbano, ha exigido que se restaure su inocencia, que considera "más que probada".

"Se puede restaurar mi inocencia, pero a Patri nadie le va a poder devolver la vida. Nadie ha pedido perdón", ha exclamado Lanza, que ha roto a llorar al recordar a Patricia Heras, que fue detenida en el Hospital del Mar -donde acudió, según su versión, para curarse las heridas que se hizo al caer de una bicicleta-, después de que los agentes que participaron en el dispositivo de Sant Pere Mes Baix la reconocieran por su peinado.

Noticias relacionadas

La abogada Laia Serra, que ha intervenido en la rueda de prensa en nombre de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del ICAB, que actuó como observadora en el juicio del 4F, ha denunciado que en el procedimiento hubo "insuficiencias en la investigación, denegación de pruebas de forma sistemática y una sombra de duda sobre la imparcialidad del tribunal".

El representante de Amnistía Internacional en Catalunya, Daniel Vilaró, denunció que la tortura en dependencias policiales catalanas "es una práctica habitual, no un caso aislado, y ninguna administración se está tomando en serio este grave problema".