ANÁLISIS DE LA FUNDACIÓN BERTELSMANN

España, a la cola de Europa en justicia social

Las desigualdades han aumentado en la mayoría de los países debido a la crisis

Mendicidad en la ciudad de Barcelona.

Mendicidad en la ciudad de Barcelona. / Albert Bertran

2
Se lee en minutos

Los niveles de justicia social han decrecido en los últimos años en la mayoría de los estados de la UE por culpa de la crisis, pero la situación ha evolucionado de forma particularmente negativa en España y otros países del sur del continente. Según una clasificación elaborada por la fundación alemana Bertelsmann a partir de 35 criterios, incluyendo el índice de pobreza, la tasa de paro, el desequilibrio generacional, la no discriminación, los resultados educativos y los servicios de salud, España se sitúa en la posición 21 sobre un total de 28, por detrás incluso de países con un nivel de renta inferior. Los primeros lugares corresponden a Suecia y Finlandia.

"El desequilibrio entre los estados prósperos del norte de Europa y muchos países del sur y sudoeste de Europa se ha intensificado", subraya el informe, que insiste en que "en los países más afectados por la crisis no ha sido posible aplicar los recortes de una forma equilibrada".

JÓVENES Y MAYORES

El análisis es muy crítico con el creciente desequilibrio entre generaciones. Según los resultados, los jóvenes sufren mucho más la injusticia social que los mayores: "El 28% de los niños y jóvenes se ven amenazados por la pobreza o la exclusión social en toda la UE, un dato significativamente superior al del 2009", subraya el estudio. Por el contrario, la pobreza en la tercera edad ha bajado en muchos casos.

"La creciente brecha entre países y entre generaciones puede conducir a tensiones y a una considerable pérdida de confianza. Si el desequilibrio dura mucho o aumenta aún más, el futuro del proyecto de integración europea se verá amenazada", destaca Jörg Dräger, miembro del consejo de la fundación.

Con respecto a un estudio similar efectuado en el 2007, aunque con menos países, España ha sido superada por Polonia, Eslovaquia y Portugal. Entre las principales razones de los malos resultados se encuentran el aumento de la pobreza -especialmente entre los jóvenes- y la alta tasa de desempleo juvenil, así como los importantes recortes en el sistema de seguridad social y en áreas como la educación y la investigación, "todas ellas relevantes para el futuro", dice la fundación Bertelsmann.

FORMACIÓN PROFESIONAL

Noticias relacionadas

"España debe hacer todo lo posible para mejorar las oportunidades, en particular de los jóvenes -recomienda el informe-. Una de las vías es una reforma de la formación profesional, ya que la tasa de desempleo juvenil no solo se debe a razones económicas sino también a estructurales: hay una discrepancia entre los resultados del sistema educativo y las necesidades reales del mercado laboral". En general, España necesita un modelo económico y de crecimiento "que esté firmemente comprometido con la educación y la innovación".

Aunque Bulgaria, Rumanía y Grecia suelen ocupar los últimos lugares en los diferentes capítulos, España es la peor en el de abandono escolar y la segunda peor en diversos aspectos sobre paro (tasa general, juvenil, facilidad de acceso al mercado...).