Ir a contenido

LOS PADRES SON TESTIGOS DE JEHOVÁ

La policía española encuentra al niño británico con un tumor cerebral

El menor, que fue sacado por sus padres de la clínica donde se encontraba ingresado, ha sido llevado al Hospital de Vélez Málaga

Los padres serán interrogados este lunes en la Audiencia Nacional por el juez Ismael Moreno

Tras tres dias de búsqueda la policía ha encontrado la familia circulando por Málaga. / ATLAS

La Policía Nacional ha encontrado este sábado al niño británico de 5 años Ashya King, que el pasado martes fue sacado sin consentimiento médico por sus padres, ambos testigos de Jehová, de un hospital londinense en el que estaba ingresado por un tumor cerebral. Los padres deberán declarar este lunes en la Audiencia Nacional ante el juez Ismael Moreno, al existir una orden de extradición por parte del Reino Unido, informa Margarita Batallas

Fuentes cercanas a la investigación han confirmado a EFE que fue el personal de un Hotel en Torre del Mar el que se encontraba la familia el que dio aviso al 091 y una patrulla policial trasladó al niño a la Unidad Materno Infantil del Hospital de Vélez Málaga.

Los padres del menor permaneceieron en dependencias policiales mientras que del resto de los cinco hijos, los menores se han quedado a cargo de sus hermanos mayores de edad.

El dispositivo de búsqueda comenzó a las 8:00 horas de esta mañana y han participado además de la Policía Nacional, agentes de la Guardia Civil y de la Interpol que se habían desplazado a España para participar en la búsqueda.

Conectado a una máquina con batería para 12 horas

La Interpol había informado a las fuerzas de seguridad españolas de que disponían aproximadamente de 12 horas para localizar al niño, ya que este portaba una máquina de alimentación con baterías que tienen autonomía para ese periodo de tiempo.

Durante toda el día los agentes han estado rastreando teléfonos de familiares así como cuentas de la red social para su localización.

Un responsable del hospital británico señaló a la cadena pública BBC que el niño "es un paciente de larga duración que tenía permiso para abandonar las instalaciones bajo la supervisión de sus padres como parte de su rehabilitación". "Cuando su ausencia se hizo demasiado larga y el personal comenzó a preocuparse y, al no poder contactar con la familia, alertaron a la policía", afirmó.

0 Comentarios
cargando